December 26, 2017 03:31 PM

Una mujer desnuda de la cintura para arriba saltó desató una gran conmoción en el Vaticano, luego de que ayer se precipitó sobre la plataforma en la que está el pesebre de la sede del obispo de Roma y trató de robarse la estatua del niño Jesús.

Según la agencia de noticias Reuters, unas dos horas antes de que el papa Francisco diera su mensaje navideño ante unas 50.000 personas en la Plaza de San Pedro, la “sextremista”saltó sobre las vallas y se lanzó sobre el pesebre formado por estatuas de tamaño real, mientras gritaba “¡Dios es mujer!. La mujer iba con el torso desnudo, y en sus espaldas se había pintado esa misma frase.

El sorpresivo asalto sobre estas figuras religiosas quedó grabado en un video en el que se ve a la mujer corriendo subir hasta el altar navideño.  Un gendarme se abalanza sobre ella, aunque el proceso descalabró la estatua en cuestión, despojándola de su aura dorada. Enseguida otros guardias se unen con él para controlar a la manifestante quien comienza a dar unos espeluznantes alaridos.

Poco después del extraño suceso el sitio de Femen, una organización que  combate el patriarcado en “sus tres manifestaciones: explotación sexual de mujeres, dictadura y religión”, y que ha declarado que su objetivo es “el sextremismo que sirve para proteger los derechos de las mujeres” -según lo describe en su sitio Web-,  identificó a la manifestante como Alisa Vinogradova.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

 En el blog de esa organización, también se dice que Femen considera que “la política antiguerra del Vaticano es un ataque medieval grosero contra la libertad de las mujeres y sus derechos naturales”. Así mismo se explica que el objetivo del grupo, que fue fundado en Ucrania y actualmente tiene su sede en Francia, es “la completa victoria sobre el patriarcado”.

You May Like

EDIT POST