Años después de someterse a una doble mastectomía para prevenir el cáncer de seno, una mujer se enteró de que el resultado de la prueba de ADN que la llevó a hacerse la operación era erróneo y no tenía un riesgo mayor de contraer la enfermedad.

By Lena Hansen
March 28, 2019 02:26 PM

Casi una década después de someterse a una doble mastectomía para prevenir el cáncer de seno, una mujer en Missouri se enteró de que el resultado de la prueba de ADN que la llevó a operarse era erróneo. En entrevista con el canal KSHB de Kansas, Maureen Boesen contó su odisea.

El cáncer es común en la familia de Boesen: su abuela murió de cáncer de ovario a los 44 años y su madre fue diagnosticada con cáncer de seno a los 32. Por lo tanto, ella y sus tres hermanas se sometieron a un estudio cuando eran niñas —a las edades de 3, 5 y 7 años— para ver si tenía una mutación dañina en el gen BRCA que aumentaría grandemente sus probabilidades de desarrollar cancer de seno.

La prueba reveló que Boesen sí tenía la mutación al igual que su hermana Bridget, pero Kathryn no. Al enterarse del resultado cuando cumplió los 21 años, ella decidió quitarse los senos como medida preventiva. “Nos sentimos empoderadas de poder saber”, dijo sobre enterarse del resultado junto a sus hermanas.

KSHB
Al preguntarle a la persona a cargo del estudio medico si había alguna remota posibilidad de que los resultados fueran erróneos, este le aseguró que no. Boesen se quitó ambos senos a los 23 años y no pudo amamantar a los tres hijos que tuvo después de la operación.

Como la mutación genética también la ponía en más alto riesgo de desarrollar cáncer de ovario, consideró hacerse una histerectomía, una operación para extraer el útero. Antes de someterse a esa cirugía, se hizo otra prueba genética pedida por su seguro medico para reconfirmar que tenía la mutación genética en el gen BRCA. Al recibir los resultados, entró en shock. Su doctor le informó que era negativo, que no tenía la mutación genética, por lo que el resultado de la primera prueba de ADN era erróneo.

“Me sentí enojada, arrepentida”, dice la joven madre tras quitarse los senos sin razón. “Estaba feliz, estaba triste. Quería desesperadamente sentirme aliviada, [decir] ‘Gracias Dios, este es el mejor día de mi vida’, pero no lo era”, admite sobre enterarse de que estaba saludable y se había sometido a la doble mastectomía sin necesidad medica. “Fue simplemente devastador”.

 

Advertisement


EDIT POST