Londres está paralizada tras un posible ataque terrorista que ha dejado un víctima mortal confirmada y varios heridos cerca al parlamento británico.

Por Andrés Rubiano
Marzo 22, 2017
Anuncio

Cuatro personas perdieron la vida, entre ellas un policía y el atacante, en un ataque el miércoles frente al Parlamento británico en Londres que las autoridades han calificado de “incidente terrorista“, informó la policía británica.

En el ataque ocurrido en el corazón de la capital británica a eso de las 2:40pm, hora local, habrían resultado heridas otras 40 personas.

El atacante fue abatido en el lugar de los hechos por las fuerzas de seguridad y acabó falleciendo pese a los intentos de los servicios de emergencia por salvarle la vida.

Las autoridades han cerrado el acceso a la zona y se ha desplegado un enorme dispositivo de seguridad, que obligó a los parlamentarios a permanecer encerrados en el interior de la Cámara de los Comunes.

El responsable de antiterrorismo de la policía londinense, Mark Rowe, explicó en una declaración a la prensa que el incidente empezó cuando un vehículo arrolló a los peatones que cruzaban el puente de Westminster, entre ellos tres agentes de policías que volvían de una ceremonia.

A continuación, el mismo vehículo se estrelló contra la reja que rodea el Parlamento británico, ubicado en el palacio de Westminster, y un hombre armado con un cuchillo intentó entrar en el edificio, agregó.

En una posterior comparecencia, señaló que han podido establecer la identidad del responsable del atentado, si bien no la reveló, y agregó que sospechan que la acción está vinculada al extremismo islámico.

Las imágenes que se han visto del lugar del aparente atentado muestran a un automóvil todoterreno subido a la acera en la que se encuentra la reja que separa al parlamento de la calle. A poca distancia, sobre el puente, se podían ver a varias personas tendidas en el suelo siendo atendidas.

El Gobierno francés señaló que tres de los heridos son estudiantes de una escuela secundaria de la localidad bretona de Concarneau que se encontraban de visita en la capital británica.

El saldo del atentado fue fluctuando a lo largo del día y las autoridades llegaron a señalar que se habían producido cinco muertes, para reducir la cifra a cuatro el jueves.