Mujer de Texas asesina a su novio de un balazo y luego corta su cuerpo con un machete

Por Redacción People en Español
Septiembre 20, 2017
Anuncio

Una mujer de Texas fue acusada de disparar a su novio en la cabeza mientras estaba durmiendo, después lo desmembró y arrojó los restos de su cuerpo en botes de basura en el área.

Según datos obtenidos por la revista People, Cierra Alexis Sutton, de 30 años, fue arrestada el jueves acusada de asesinar a su novio, Steven Coleman, de 32 años. La mujer que no se ha declarado culpable, permanece bajo custodia de las autoridades y está en espera de ser procesada y devuelta al Condado de Harris, Texas.

Seis días después del asesinato, la policía descubrió la pelvis de un hombre –mitad del muslo hasta el ombligo-, en un basurero local. Hasta el día de hoy, se están esperando los resultados del ADN. “No sabemos si definitivamente es él”, dijo el teniente de la policía de Baytown, Steve Dorris, a People.

El caso salió a la luz pública después de que Sutton recurriera a las autoridades para dar a conocer la desaparición de Coleman, dos días después de que este fuera asesinado. Según ella la última vez que lo vio fue al rededor de las 10:30 pm el 16 de agosto cuando él se fue de su casa para encontrarse con su hija

Sin embargo, un amigo cercano a Coleman dijo a las autoridades que el día que él desapareció le informó que pasaría a la casa de Sutton. El mismo amigo dijo que en una conversación con Coleman este le dijo que si alguna vez desaparecía, la policía debía considerar a Sutton como la principal sospechosa .

Para continuar la investigación, las autoridades llamaron a Sutton nuevamente para hacerle algunas preguntas y ella desapareció. Ese hecho fue el que alertó a la policía.

De hecho, documentos policiales señalan que el día siguiente del asesinato, una mujer que encaja con la descripción Sutton usó la tarjeta de crédito de Coleman para comprar un colchón de espuma y un paquete de cinta adhesiva en Wal-Mart.

Otro de los hechos que inculpó a la mujer, fue la llamada de un informante que las autoridades recibieron y que les dio a conocer que Sutton se apareció en Louisiana después del Huracán Harvey, y confesó a la novia de su hermano que envolvió las partes del cuerpo de Coleman y que las dejó en diferentes basureros. La joven también dijo a las autoridades que Sutton la llamó la mañana siguiente del asesinato y le dijo que había discutido con Coleman y que le disparó mientras su hija Trinity, de 10 años estaba en la sala de estar. Y que aparentemente cortó el cuerpo de su novio porque era demasiado pesado para llevarlo en una sola pieza.

Fue el 24 de agosto, que con una orden de cateo la policía entró al apartamento de Sutton y en el dormitorio encontraron restos de sangre en el suelo junto a la cama, en una sábana y también en el piso del baño y la cocina.

Vecinos del área se han mostrado sorprendidos por la detención de Sutton, pues según algunos la pareja nunca dio indicios de que tuvieran problemas severos.

Al ser cuestionada después de su arresto, Sutton no mostró ninguna emoción ni remordimiento.