El cuerpo de Tiffany L. Frangione fue encontrado en el jardín trasero de su vivienda: tenía perforaciones en el cuello.

Anuncio

Tiffany L. Frangione, una mujer de 48 años residente en Houston, fue encontrada sin vida en el jardín de su casa luego de ser atacada al parcer por sus propios perros al querer desbaratar una pelea entre ellos y los perros del vecino.

El terrible ataque ocurrió el viernes pasado cuando elementos de la policía de Houston police respondieron a un llamado alertando sobre el fallecimiento de una mujer, según indica un comunicado.

Al reportarse a la vivienda descubrieron el cuerpo sin vida de la mujer en el patio trasero. El cadáver presentaba heridas de perforaciones en el cuello.

"Una investigación preliminar indica que Frangione dejó entrar a los perros al jardín y que estos se estaban peleando con los perros del vecino a través de la verja. Se cree que Frangione trató de desbaratar la pelea y fue atacada por uno de sus propios canes", se informó por medio de dicho documento.

De acuerdo con el diario local Houston Chronicle el forense del condado de Harris indicó que la muerte accidental ocurrió por "trauma en el cuello con heridas penetrantes y asfixia mecánica".

Según fuentes la mujer tenía dos mascotas: una perrita de tres años mezcla de husky llamada Masha y un perro macho mezcla de cane corso, que es una variante de la raza pit bull y cuyo nombre es Rachirius Maximus.

De acuerdo con la estación KHOU-11 en Houston el albergue canino BARC confirmó que dichos canes participaron en el ataque y que el marido de la víctima los entregó para ser eutanizados el pasado lunes.