Natalie Kunicki, una paramédica de 23 años de Londres, se tronó el cuello y quedó paralítica. Los detalles.

By Lena Hansen
April 16, 2019 05:41 PM

Natalie Kunicki sufrió un derrame cerebral tras tronarse el cuello mientras se estiraba. La paramédica de 23 años, que vive en Londres, accidentalmente se rompió una arteria en el cuello. Según reporta Daily Mail, la joven estaba viendo películas en la cama con una amiga después de ambas regresar de una salida nocturna. Fue entonces que Natalie se estiró y se tronó el cuello, escuchando un sonido de ‘crack’. Unos 15 minutos después la joven se levantó para ir al baño y colapsó en el piso. Luego se dio cuenta que no podía mover la pierna izquierda pero no llamó a los paramédicos porque no quería que sus colegas la vieran “mareada”.

La joven confiesa que no pensó que se tratara de un derrame cerebral pero debió ser más precavida y pedir ayuda antes. Cuando llegó la ambulancia la llevó al University College London Hospital, donde se sometió a una cirugía de tres horas. Los doctores le informaron que se había roto una arteria vertebral.

Natalie Kunicki sufrió un derrame cerebral tras tronarse el cuello mientras se estiraba. La paramédica de 23 años, que vive en Londres, accidentalmente se rompió una arteria en el cuello. Según reporta Daily Mail, la joven estaba viendo películas en la cama con una amiga después de ambas regresar de una salida nocturna. Fue entonces que Natalie se estiró y se tronó el cuello, escuchando un sonido de ‘crack’. Unos 15 minutos después la joven se levantó para ir al baño y colapsó en el piso. Luego se dio cuenta que no podía mover la pierna izquierda pero no llamó a los paramédicos porque no quería que sus colegas la vieran “mareada”.

La joven confiesa que no pensó que se tratara de un derrame cerebral pero debió ser más precavida y pedir ayuda antes. Cuando llegó la ambulancia la llevó al University College London Hospital, donde se sometió a una cirugía de tres horas. Los doctores le informaron que se había roto una arteria vertebral.

Natalie Kunicki sufrió un derrame cerebral tras tronarse el cuello mientras se estiraba. La paramédica de 23 años, que vive en Londres, accidentalmente se rompió una arteria en el cuello. Según reporta Daily Mail, la joven estaba viendo películas en la cama con una amiga después de ambas regresar de una salida nocturna. Fue entonces que Natalie se estiró y se tronó el cuello, escuchando un sonido de ‘crack’. Unos 15 minutos después la joven se levantó para ir al baño y colapsó en el piso. Luego se dio cuenta que no podía mover la pierna izquierda pero no llamó a los paramédicos porque no quería que sus colegas la vieran “mareada”.

La joven confiesa que no pensó que se tratara de un derrame cerebral pero debió ser más precavida y pedir ayuda antes. Cuando llegó la ambulancia la llevó al University College London Hospital, donde se sometió a una cirugía de tres horas. Los doctores le informaron que se había roto una arteria vertebral.

Natalie Kunicki sufrió un derrame cerebral tras tronarse el cuello mientras se estiraba. La paramédica de 23 años, que vive en Londres, accidentalmente se rompió una arteria en el cuello. Según reporta Daily Mail, la joven estaba viendo películas en la cama con una amiga después de ambas regresar de una salida nocturna. Fue entonces que Natalie se estiró y se tronó el cuello, escuchando un sonido de ‘crack’. Unos 15 minutos después la joven se levantó para ir al baño y colapsó en el piso. Luego se dio cuenta que no podía mover la pierna izquierda pero no llamó a los paramédicos porque no quería que sus colegas la vieran “mareada”.

La joven confiesa que no pensó que se tratara de un derrame cerebral pero debió ser más precavida y pedir ayuda antes. Cuando llegó la ambulancia la llevó al University College London Hospital, donde se sometió a una cirugía de tres horas. Los doctores le informaron que se había roto una arteria vertebral.

GOFUNDME

“Los doctores luego me dijeron que tronarme el cuello había causado la ruptura de mi arteria vertebral”, contó Kunicki. “Es algo espontáneo y hay una probabilidad de uno en un millón de que eso pase.” La ruptura de la arteria en su cuello formó un coágulo de sangre en el cerebro de la joven y le provocó un derrame cerebral. La joven sigue bajo tratamiento y se ha rehabilitado poco a poco, recobrando algunos movimientos. “La gente tiene que saber que aunque seas joven algo simple puede causar un derrame cerebral”, enfatizó.

Advertisement
EDIT POST