El abuelo de cinco niños que fueron asesinados en presuntos rituales satánicos en Panamá es arrestado y señalado como uno de los responsables de la masacre.

By Isis Sauceda / L.A.
January 17, 2020

Una decena de pastores están bajo arresto y siendo investigados por la muerte de una mujer embarazada y sus cinco hijos, incluyendo un bebé de un año de edad.

Las autoridades de Panamá revelaron que las víctimas fueron asesinadas y enterradas en una fosa por los miembros de una supuesta secta religiosa denominada La Nueva Luz de Dios en una zona conocida como Ngäbe Buglé. Ahí las autoridades también rescataron a 15 personas que se encontraban heridas y golpeadas. De acuerdo a reportes de prensa, los rescatados habían sido secuestrados por los supuestos miembros del culto y sometidos a ritos exorcistas.

Los cadáveres encontrados correspondían a menores de edad de entre uno y 17 años y a una mujer adulta que estaba entre su cuatro y sexto mes de gestación, informó la Fiscalía de ese país a través de su cuenta de Twitter. Diez presuntos pastores de esa secta deberán responder por el hallazgo.

“Todos los presuntos autores del hecho han sido aprehendidos y serán llevados ante el Tribunal de Garantías en Bocas del Toro entre mañana y el sábado”, explicó la Fiscalía en sus redes sociales.

La agencia agregó que la oportuna intervención de las autoridades evitó que las 15 personas secuestradas fueran asesinadas; tras su rescate todas fueron enviadas a centros de atención médica.

De acuerdo a informes, entre los detenidos se encuentra el abuelo de los cinco pequeños asesinados quienes presentan claras señales de haber sido torturados. Las autoridades además confirmaron que todos los autores partícipes de la masacre son indígenas y conocían a las víctimas ya que formaban parte de su comunidad.

Según reportes, los predicadores habían secuestrado a la madre y sus hijos de su casa para luego golpearlos y torturarlos. Seguidamente tiraron sus cuerpos en una fosa común como parte de un ritual de exorcismo. Los pastores les habrían exigido a todos que se arrepintieran por sus pecados o serían asesinados por los miembros de la secta que debían llevar a cabo el “mensaje de Dios”.

Algunos testigos aseguraron a los agentes de la ley que las víctimas fueron llevadas a un edificio que servía como el templo de la aldea donde se realizaba los ritos, y luego fueron masacrados.

“Estaban realizando un ritual dentro de la estructura. En ese rito había gente detenida en contra de su voluntad siendo maltratada. Todos estos ritos estaban dirigidos a matarlos si no se arrepentían de sus pecados”, comentó el fiscal del área Rafael Beloyes.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

De acuerdo a reportes, el hallazgo se dio gracias a que tres víctimas de los predicadores se escaparon y acudieron a un hospital donde alertaron a las autoridades.

Por su parte, el líder de la localidad, Ricardo Miranda, tildó a la secta de “satánica” y exigió eliminarla. “Exigimos la erradicación inmediata de esta secta satánica, la cual viola todas las prácticas de la espiritualidad y la co-existencia de las Sagradas Escrituras”, aseveró.

Advertisement