February 13, 2018 06:42 PM

¡Cadena perpetua! Esta fue la sentencia que un juez de Oklahoma City impuso a Juanita Gómez, de 51 años, luego de que fuera encontrada culpable del homicidio de su hija Geneva Gómez, de 33, a quien le provocó la muerte luego de introducirle un crucifijo en la garganta.

El horrible crimen ocurrió en el año 2016 luego de que la madre intentara “exorcizarla”, ya que según lo aseguró durante su juicio, su hija se encontraba poseída por “Satanás”.

A través de un informe en el sitio en línea de la revista People se reveló que las autoridades descubrieron el cuerpo sin vida de la mujer durante un chequeo rutinario en su lugar de residencia.

El cuerpo de Gómez fue encontrado brutalmente maltratado, cubierto en sangre y con un crucifijo reposando en su pecho. Su rostro se hallaba con hematomas e inflamado.

Juanita Gómez
Policía de Oklahoma City

Las mismas declaraciones de la madre a las autoridades habrían revelado que golpeó a Geneva con sus puños en repetidas ocasiones antes de introducirle el crucifico por la boca y empujárselo en la garganta. Añadiendo además que de esta forma pensaba ayudar a que el cuerpo de su hija se liberara del demonio.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La aterradora confesión de la mujer adiciona que tras ver a su heredera muerta, limpió su cuerpo y lo posicionó con los brazos extendidos, simulando la forma de una cruz.

El pasado lunes, la mujer fue sentenciada a pasar el resto de su vida en prisión, sin posibilidad de libertad condicional, tras ser encontrada culpable de los cargos de asesinato en primer grado.

You May Like

EDIT POST