La mujer residente en Carolina del Sur quedó confinada a una silla de rueda tras ser sometida a varias operaciones luego del incidente.
Anuncio
Rusty Nail
Credit: Getty Images

Un jurado del condado de Florence, en Carolina del Sur, falló a favor de una mujer que demandó a Walmart por $10 millones de dólares luego de que le amputaran la pierna tras desarrollar una grave infección por pararse en un clavo oxidado dentro de uno de los almacenes de dicha empresa.

Los hechos se remontan a junio de 2015 cuando la señora April Jones visitó una sucursal de Walmart en Beltline Drive, Florence, según indicaron los abogados de la firma Anastopoulo Law Firm, que representaron a la mujer en el caso.

De acuerdo con un comunicado dado a conocer por WBTW-FOX8 después del incidente la pierna derecha de la mujer desarrolló una infección y tuvo que ser sometida a múltiples cirugías que terminaron en una amputación por encima de la rodilla. Desde entonces Jones ha quedado confinada a una silla de ruedas que usa para desplazarse.

Los integrantes del jurado deliberaron durante una hora y media luego de escuchar la evidencia presentada a lo largo de un juicio de cinco días, según informó dicha estación. Según los abogados de Jones la clave de la victoria fue el que Walmart no presentó un video demostrando que sus empleados locales habrían seguido el protocolo de la empresa de "barrer regularmente" para seguir las normas de seguridad.

Gracias al fallo del jurado la mujer podrá adaptar su hogar para hacerlo accesible para discapacitados y le permitirá adquirir una prótesis para su pierna.