Los atroces actos de Lisa Rachelle Snyder tendrían una explicación, aseguran sus abogados en Pennsylvania. Esto es lo que alegan.

Por Mayra Mangal
Noviembre 17, 2020
Anuncio

El estremecedor caso de Lisa Rachelle Snyder, una mujer de 37 años de Pennsylvania acusada de ahorcar a dos sus hijos pequeños, inventar que sufrieron bullying y tener relaciones sexuales con un perro, sigue dando mucho de qué hablar.

Los niños Conner Snyder, de 8 años y Brinley Snyder, de 4, fueron descubiertos en septiembre pasado en el sótano de su vivienda en Albany Township.

Los fiscales señalaron a la mujer como su presunta asesina y la acusaron de manipulación de pruebas y de tener relaciones sexuales con un animal, dijeron la policía y los fiscales del condado de Berks.

Sin embargo, este jueves los abogados de la acusada sometieron una solicitud de 43 páginas en defensa de su cliente. Dicho alegato cita "enajenación mental" como la explicación de los terribles actos de la sospechosa, según indica CBS-3, en Philadelphia.

Las autoridades también acusan a Snyder de crueldad con animales y de contacto sexual con un perro debido a que durante el transcurso de la investigación la policía descubrió que la mujer le había enviado a una persona por lo menos tres fotografías sexualmente explícitas de sí misma practicando un acto sexual con un perro blanco y negro, según indica People.

El abogado defensor de Lisa Michelle Snyder asegura que la mujer sufre de "un historial crónico de desórdenes mentales" que incluyen depresión con psicosis, ansiedad y depresión posparto:

Lisa Snyder
| Credit: BERKS COUNTY JAIL SYSTEM

Inicialmente la mujer le había dicho a la policía que su hijo Conner tenía instintos suicidas porque había sufrido bullying en la escuela. Pero dicha versión fue negada por compañeros y maestros del pequeño quienes aseguraron que el niño nunca tuvo problemas en clase. La mujer asegura que ella no mató a sus hijos , versión que al parecer sostendría hasta la fecha, según indica CBS.

Por su parte Margaret McCallum, fiscal de distrito encargada del caso, señala que la acusada era la única adulta presente en el hogar al momento de los asesinatos. Por su parte los abogados de la mujer insisten en separar los cargos de crueldad animal del próximo juicio, pues aseguran que estos "inflamarían las pasiones y prejuiciarían a los integrantes del jurado de manera injusta".