Cristina Prisco es una de los miles de niños que fueron adoptados ilegalmente de Chile durante la dictadura del general Augusto Pinochet.
Anuncio

La orgullosa madre adoptiva Ann Marie Zagaglia confesó que siempre vio una inexplicable tristeza en su hija Cristina Prisco, a quien con su esposo adoptó de Chile en 1980 cuando apenas tenía tres meses de nacida.

"Solía decirle a Cristina cuando llegó a cierta edad, 'tienes un vacío en ti. Y nadie lo puede llenar, no importa lo que hagamos'", comentó la madre de 73 años a People. "En ese momento, no lo podía entender".

Pero esa explicación llegó 42 años después, al enterarse de que su hija había sido una de los miles de niños que fueron robado en Chile en las décadas de los setenta y ochenta, bajo el régimen del general Augusto Pinochet. Ahora esos bebés, como es el caso de Cristina, están buscando sus raíces.

Cristina Prisco - stolen at birth
Cristina Prisco en el 1980
| Credit: Cortesia

A través de la organización no lucrativa Connecting Roots y MyHeritage DNA, madre e hija pudieron confirmar que la madre biológica de Cristina estaba viva y que además tenía una familia grande compuesta por ocho hermanos.

"Cuando me enteré de la verdad, se me rompió el corazón", expresó Zagaglia, una maestra de origen italiano. "Y cuando Cristina me dijo que tenía todos estos hermanos, casi muero. Aquí estaba ella, sola hija única. Estaba muy enojada. Obviamente supe que fuimos usados".

Zagaglia y su esposo adoptaron a la pequeña Cristina de un orfanato en Chile dirigido por un sacerdote católico italiano. La maestra recuerda que su esposo viajó hasta el país suramericano y regresó con la niña malnutrida en brazos.

Con ayuda de sus doctores en Estados Unidos, la pequeña floreció y se convirtió en una madre ejemplar. Sin embargo, el vacío persistía.

Hasta el pasado mes de abril cuando vio en televisión a Tyler Graf, un bombero que fue adoptado en Chile por una pareja de Minnesota. Su historia llamó la atención de Cristina, quien inmediatamente se puso en contacto con él.

Cristina Prisco - stolen at birth - Cristina Prisco (center) with her biological mother (left) and her adoptive mom, Ann Marie Zagaglia, in Chile in July.
Cristina Prisco (centro) con su madre biológica (izquierda) y su madre adoptiva Ann Marie Zagaglia, en Chile en Julio.
| Credit: Cortesía

Luego de varios exámenes de ADN, Cristina descubrió su verdadera historia. Tras meses de espera y gracias a la tecnología, Cristina finalmente pudo conocer a su madre biológica y a su gigantesca familia.

"Podía ver el parecido instantáneamente, especialmente en mis hermanas", dijo Cristina. "Pude ver las similitudes con mi mamá: el cabello obscuro, los ojos obscuros. No había duda que era mi familia".

Emocionadas, Cristina y su madre de crianza viajaron a Chile para conocer a la familia. Uno de sus hermanos la recibió con un letrero de bienvenida, mientras el resto corrió a abrazarla a su llegada al aeropuerto.

"Eso fue otro milagro para mí, que me convertí en parte de su familia al momento que me vieron", comentó Cristina.

Para Zagaglia, ese momento era lo que faltaba para llenar el vacío con el que había crecido su hija.

"Le dije: 'Este era el vacío. Ahora ya estás completa. El vacío finalmente se llenó'", puntualizó la maestra.