Una mujer en Atlanta fue acusada de matar a un niño de tres años— golpeándolo con un bate— por comerse un cupcake. Los detalles del caso.

By Lena Hansen
February 03, 2020

Una mujer en Atlanta se declaró culpable de matar a un niño de tres años de una golpiza porque él se comió un cupcake, reportó New York Post. LaShirley Morris confesó en diciembre del 2019 haberle dado una brutal golpiza a KeJuan Mason con un bate de beisbol, matando al niño. Según reportes, el niño fue encontrado en octubre del 2017 en una casa “infestada de cucarachas” en Atlanta. KeJuan tenía moretones por todo el cuerpo. LaShirley y su hermana Glenndria Morris —quien era la madrina de KeJuan y tenía la custodia legal del niño cuando murió— le aseguraron a la policía inicialmente que el niño se había muerto tras atragantársele un cupcake en la garganta.

Sin embargo, su autopsia reveló que el niño había muerto tras recibir fuertes golpes y tenía moretones en sus piernas, su espalda, su pecho, sus nalgas, un brazo y la cabeza, según las autoridades. La abuela del niño, Xavier Upshaw, declaró en la corte que KeJuan había muerto de una brutal golpiza por comerse un pastel. “Yo tenía seis nietos, ahora tengo cinco. Es injusto, él tenía tres años”, dijo la abuela.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

El niño murió debido a la gravedad de sus heridas en un hospital el 21 de octubre del 2017, según el diario Atlanta Journal Constitution. Además de declararse culpable de asesinato, LaShirley se declaró culpable de crueldad a un menor en el caso de KeJuan y fue sentenciada a pasar el resto de su vida en prisión.

La madrina de KeJuan, Glenndria Morris — quien enfrenta cargos por no detener la golpiza que le dio su hermana al menor— está en la cárcel y su caso sigue pendiente.

En el 2017, KeJuan y tres de sus hermanos fueron puestos bajo la custodia del Departamento de Niños y Familias de Georgia porque su madre Geraldine Mason fue acusada de abusar de los niños y dejarlos solos en la casa. La madre sugirió que le dieran la custodia legal del niño a su madrina Glenndria Morris y el pequeño vivió con ella y su hermana LaShirley Morris hasta su trágica muerte. Que en paz descanse.

Advertisement