Las autoridades de Tulsa, OK, buscan a Evelyn Ortiz-Luevano, madre del niño Caiden Reyes-Ortiz, quien murió al caer de un scooter eléctrico que conducía su madre.

By Mayra Mangal
May 01, 2019 04:52 PM

La policía de Oklahoma está buscando a Evelyn Ortiz-Luevano, una mujer residente en Tulsa acusada de negligencia infantil y homicidio negligente por la muerte de su hijo de 5 años. El menor falleció atropellado por un auto tras caerse de un scooter eléctrico que su madre conducía en sentido contrario al tráfico.

El trágico suceso ocurrió el pasado 23 de abril cuando la mujer conducía el scooter en el que llevaba al pequeño Caiden Reyes-Ortiz. Circulaban por la calle 31 y Riverside Drive, según reporta el sitio Tulsa World. Al parecer, la mujer perdió el control del scooter, provocando la caída del niño en la calzada, donde recibió el impacto mortal de un auto.

Según reportes, la mujer y unas amistades habían alquilado los scooters para pasear en la margen del río Arkansas. Testigos declararon a la policía que vieron cómo un par de scooters marchaban en dirección opuesta al tráfico y que algunos autos les tocaron las bocinas.

Renier Davison, conductor del vehículo, huyó del lugar, pero el miércoles pasado se entregó a las autoridades. Ahora enfrenta cargos por abandonar la escena de un choque mortal, conducir con una licencia vencida y ocasionar un accidente sin una licencia de conducir vigente.

GoFundMe
GoFundMe

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Al parecer Ortiz-Luevano trabajaba en una tintorería local. Sus compañeros de trabajo abrieron una página de GoFundMe para ayudarla a costear los servicios fúnebres, que tuvieron lugar este domingo en Tulsa.

Sin embargo, la mujer no se presentó a los servicios. Por su parte, el sargento Shane Tuell, de la policía de Tulsa, declaró que tenían indicios de que la mujer podría haber huido este fin de semana hacia México al enterarse de los cargos que pesan en su contra por la muerte del niño y que le fueron levantados formalmente el viernes pasado.

Se desconoce si la mujer es de nacionalidad mexicana, pero de ser capturada y enviada de vuelta a Oklahoma enfrentaría hasta un año de cárcel por homicidio negligente.

Advertisement


EDIT POST