El pequeño de 11 años se une a la trágica lista de menores en Estados Unidos que han perdido la vida por causas relacionadas con la gripe.

Por Leonela Taveras
Enero 15, 2020
Anuncio

Después de haber estar interno en un hospital por varios días, un niño de 11 años falleció el pasado sábado en el estado de Nueva York por complicaciones relacionadas con el virus de la influenza.

Luca Calanni se enfermó a principios de la semana pasada, por lo que tuvo que acudir hasta en tres ocasiones al hospital infantil Oishei de Buffalo. Todo parecía que iba a mejorar tras ser ingresado en el centro, hasta que el virus atacó su corazón y dejó de respirar, informó People.

La madre del niño, Ashley Calanni, aseguró que su hijo estaba vacunado contra la gripe y que su familia hizo todo lo que pudo por ayudarlo.

El comisionado de salud del condado de Erie, Gale Burstein, destacó la importancia de que los padres tomen medidas de precaución para evitar más pérdidas fatales.

“Si un niño tiene dificultad para respirar, está tosiendo severamente, respira muy rápido, tiene labios azules, no puede tomar líquidos, no orina, está débil, pálido o moteado, el niño debe ser llevado a un pediatra o al hospital”, aconsejó Burstein, según medios locales.

La muerte de Luca se suma a los casos de otros jóvenes en Estados Unidos que han perdido la vida por razones relacionadas con la gripe. Entre ellos Lilly Clark, de 13 años, en Idaho; Kaylee Roberts, de 16, en Ohio; Ashanti Grinage, de 4; Teresa Termulo, de 16 y Jaxon Campbell, de 10. Los tres últimos ocurrieron en Texas, donde hasta el momento 8 niños han fallecido desde que comenzó la temporada de la gripe el pasado septiembre.