January 19, 2017 06:55 PM

La muerte de la pequeña Sherling Camacho, de apenas 3 meses de nacida, ha sido declarada un homicidio por las autoridades. La niña fue encontrada en El Bronx con huesos rotos y señales de haber sido estrangulada. La bebé murió el lunes tras ser tratada en el centro médico Montefiore durante una semana. La oficina del médico forense declaró el miércoles que la bebé había muerto tras recibir fuertes golpes en la cabeza.

La policía encontró a la niña el 10 de enero en su apartamento en la avenida Honeywell en el vecindario de West Farms tras responder a una llamada al 911. La persona que llamó dijo que la pequeña tenía dificultad al respirar. Según informó la policía, Sherling tenía una fractura en la tibia, otra en la espina dorsal, el fémur lastimado, una costilla rota y la retina dañada.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Los oficiales están investigando como posibles sospechosos a su padre, Manuel Camacho, y a su hermano de 5 años, quien sufre de bipolaridad, según fuentes. Katherine Rodríguez, la madre de la niña, se fue a trabajar en la mañana tras darle de comer a la bebé y la dejó a cargo de su padre.

Camacho dijo que le había sacado los gases a la niña y que esta había vomitado y dejado de respirar. Un hombre de 60 años que alquila un apartamento en la misma propiedad que la pareja fue quien llamó a la policía cuando Camacho entró con la bebé en brazos a su habitación diciendo que ella no podía respirar.

Camacho, quien trabaja entregando pizzas a domicilio, tenía un historial violento. En agosto pasado fue acusado de agarrar a su esposa por el cuello, pero la investigación no procedió y los récords sellados. Según una nana que cuidada a los niños, el hermanito de 5 años era tan agresivo que había considerado dejar el trabajo. Rodríguez dijo a la policía que su esposo a veces era tosco al sacarle los gases a la bebé, pero nunca había sido abusivo.

 

 

Tal Vez Te Guste

EDIT POST