Lynn Fleming, de 77 años, falleció por fascitis necrotizante una semana y media después contraer la bacteria al tropezar mientras paseaba por Coquina Beach.

By Redacción People en Español
July 02, 2019 10:34 AM

Lynn Fleming, una mujer de 77 años, residente en Florida falleció luego de contraer una bacteria que devora la carne mientras daba un paseo por las playas de Coquina Beach, cercana a Tampa.

Wade Fleming, hijo de la fallecida, explicó a varios medios que su mamá vivía retirada en dicho estado y “amaba la playa”. El pasado 14 de junio tropezó con a barrera marina mientras daba un paseo por la playa y contrajo fascitis necrotizante.

Un día después de la cortada la mujer comenzó a experimentar malestares y posteriormente tuvo que ir al hospital donde le dieron una vacuna contra el tétano y medicamentos. Sin embargo, la familia asegura que no le prescribieron antibióticos. 13 días después, Fleming falleció.

“Como que uno escucha una o dos veces sobre esta enfermedad, te estremece…pero nunca pensarías que te sucedería a ti”, exclamó su hijo en entrevista con la estación WFTS, una filial de la cadena CBS en Tampa.

El hombre compartió fotos de la herida de su madre y cómo lucía tras contraer la bacteria, conocida popularmente como “comecarne”. Así espera que otros estén alerta y sean conscientes de los síntomas de esta temible enfermedad que es rara, pero sumamente agresiva, especialmente con personas con un sistema inmunológico débil o condiciones médicas preexistentes, según explica la CDC. Según dicha dependencia, una de cada tres personas que contraen esta bacteria fallecen.

Facebook/Wade Fleming
CBS/Youtube

“Si podemos mandar la información a la gente, incluso a los paramédicos, personal de emergencia, las estaciones de salvavidas…simplemente para que estén más educados”, aseguró Fleming.

El caso surge luego de que también en junio pasado una niña de 12 años contrajera la bacteria “comecarne” mientras daba un paseo en otra playa del golfo de México, en Florida.

Kylei Parker y su familia fueron de vacaciones a una playa en Destin y al final del viaje, ella empezó a sentir dolor en la pierna. Ya cuando llegaron a su casa en Indiana tenía la pierna hinchada y tenía fiebre.

La bacteria posiblemente la contrajo en la playa de Florida y entró a su cuerpo por una herida que se había hecho la niña días antes en el dedo gordo del pie al montar su patineta. La niña tuvo que ser operada de emergencia para detener la infección. Afortunadamente sobrevivió.

 

 

 

 

 

 

Advertisement


EDIT POST