El menor de 2 años y medio murió este martes en El Paso, Texas, estaba bajo custodia de las autoridades migratorias; tenía pulmonía.

By Mayra Mangal
May 16, 2019 11:58 AM

Un niño guatemalteco de dos años y medio falleció la noche de este martes luego de haber sido aprehendido por las autoridades al cruzar la frontera con México. Tekandi Paniagua, Cónsul de Guatemala en Del Río, Texas, confirmó este miércoles el fallecimiento del menor e informó que el niño había cruzado la frontera acompañado de su madre.

El menor llegó a El Paso, Texas a principios de abril y tenía dificultad para respirar por lo cual fue ingresado a un hospital bajo custodia de las autoridades migratorias. Ahí le diagnosticaron pulmonía y permaneció hasta su fallecimiento, según confirma The Washington Post.

El infante se convierte así en el cuarto niño guatemalteco que muere en territorio norteamericano desde diciembre luego de ser aprehendido por las autoridades, según confirma la cadena CNN.

En diciembre, la niña Jakelin Caal Maquin, de 7 años, falleció a consecuencia de sepsis a los dos días de haber sido aprehendida al cruzar la frontera con su padre. Semanas después, el niño Felipe Gómez Alonzo, de 8, murió por complicaciones del mismo tipo de infección mientras permanecía bajo custodia del Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza (U.S. Customs and Border Protection).

Una foto de la Caravana Migrate, que partió de Centroamérica en 2018:

RODRIGO SURA/EPA-EFE/REX/Shutterstock

El 30 de abril, el niño Juan de León Gutiérrez se convirtió en la tercera fatalidad al morir en un hospital de Texas a los pocos días de arribar a Casa Padre, una oficina de reubicación de refugiados en Brownsville. Las causas de su muerte no han sido reveladas aún, sin embargo, fuentes aseguran que el niño mostraba señales de fatiga el día posterior a su llegada, según confirma dicha cadena.

Luego de dichas fatalidades autoridades migratorias pusieron en marcha nuevas medidas para monitorear la salud de los menores que cruzan la frontera, incluyendo chequeos médicos. Sin embargo, defensores de los derechos civiles han cuestionado las prácticas de la Patrulla Fronteriza y su capacidad de cuidar a quienes son aprehendidos mientras permanecen bajo su custodia. Por su parte, portavoces de dicha agencia aseguran que la ola de migrantes que cruzan la frontera sur ha sobrepasado sus capacidades.

Advertisement