“Que llamara a su mamá. Esas fueron como sus últimas palabras para mí", contó uno de los amigos de los últimos momentos de Brandon Hendricks. Aquí los detalles de esta tragedia.

Por Leonela Taveras
Junio 30, 2020
Anuncio

Una joven promesa del baloncesto de 17 años murió de un disparo mortal en el cuello a pocos días de haberse graduado de secundaria en Nueva York.

La víctima fue identificada como Brandon Hendricks quien, según el New York Post, estaba en una fiesta de cumpleaños con sus amigos la noche del domingo en El Bronx cuando se produjo un tiroteo.

"Lo agarré y seguimos corriendo hasta que nos alejamos. Cuando estábamos alejados, comenzó a perder el equilibrio. Me decía que me amaba y que llamara a su madre. Esas fueron como sus últimas palabras", contó uno de los amigos de Hendrick, Hammad Singleton, según el canal ABC7 New York.

El joven se había graduado la pasada semana de la Escuela Secundaria James Monroe. "[Era] el muchacho con el que quieres que se case tu hija", dijo su tío Noel Ellison al Post. "Era un buen muchacho se vio atrapado en una mala situación", agregó.

Instagram

Hendricks fue trasladado al hospital Saint Barnabas, donde se confirmó su fallecimiento, indica un comunicado de la policía de Nueva York.

"[Brandon] era un joven carismático y humilde. Escuchaba y respetaba a todos", escribió en Instagram Nigel Thompson, el entrenador de su equipo de baloncesto, tras conocerse la muerte de Hendricks. "Era un compañero de equipo increíble. Empático, amable y afectuoso. Lleno de vida y positividad. Nunca he conocido a nadie que tenga algo malo que decir sobre él".

Hendricks se había graduado hacía dos días antes de su fallecimiento, escribió Thompson en las redes sociales.

Hasta el momento no hay ninguna persona bajo arresto por el tiroteo y la investigación continúa, según People.