La hermana André, que recibió el título de persona más vieja del mundo en abril del 2022, falleció en Francia la noche de este martes.
Anuncio

La persona más vieja del mundo, Lucile Randon, mejor conocida como la hermana André, falleció la noche de este martes a los 118 años. La religiosa tomó su último suspiro en su casa de retiro en Francia, reportó la agencia Reuters.

"Hay una enorme tristeza, pero… fue su deseo reunirse con su amado hermano", declaró David Tavella, vocero de la casa de ancianos donde vivió la monja, según ABC News. "Para ella, era una liberación".

El vocero aseguró que la hermana André falleció mientras dormía, de acuerdo a People.

La religiosa falleció a menos de un mes de cumplir 119 años. La hermana André nació el 11 de febrero de 1904 y se ganó el título de la persona más vieja del mundo en abril del 2022, tras la muerte de la japonés Kane Tanaka a los 119 años.

Sister Andre, Lucile Randon
Credit: NICOLAS TUCAT/AFP via Getty Images

Entonces, el Récord Guinness la reconoció como la monja más vieja del mundo y la segunda francesa de más edad, así como la segunda persona europea más vieja del mundo registrada.

Durante su carrera como religiosa, la hermana André fue maestra, institutriz y cuidadora de niños durante la II Guerra Mundial. Tras la conclusión del conflicto bélico, pasó cerca de tres décadas trabajando y al cuidado de adultos mayores y niños huérfanos.

Además de sobrevivir la guerra, la mujer que se convirtió en monja católica superó la pandemia de gripe española de 1918 y la pandemia por la COVID-19, tras contraer el virus en enero del 2021.

Hasta el momento, es la sobreviviente de la COVID-19 con más edad, según los récords.

La hermana pasó sus últimos días comiendo dulces y chocolates acompañados de un rico vino.