LIVE

Leonardo Luna Guerrero, de 13 años, estaba celebrando con sus padres y 3 hermanos que se habían recuperado de la covid-19. Los detalles de esta tragedia.

Por Leonela Taveras
Abril 02, 2021
Anuncio

Un adolescente de 13 años perdió la vida en un parque de diversiones mexicano de Xcaret tras ser succionado por un filtro de un río artificial.

La víctima fue identificada como Leonardo Luna Guerrero, quien estaba de visita junto a sus padres y 3 hermanos en el parque Xenses del grupo Xcaret en la Playa del Carmen, Quintana Roo, celebrando que se habían recuperado de la covid-19, informó el diario El País.

Según el periódico El Nuevo Heraldo, el padre del jovencito, Miguel Ángel Luna, contó que vieron cómo en un instante su hijo desapareció, pero pensó que estaba escondiéndose o jugando una broma.

Agregó que segundos después se dio cuenta de que el menor fue succionado por el filtro de basura y cuando ingresó al hueco para ayudarlo, lo vio inconsciente y con la pierna destrozada. Contó que lo sacó para darle primeros auxilios y que falleció al siguiente día por problemas pulmonares en un hospital de la zona.

Leonardo Luna Guerrero, xsenses
Credit: Facebook/Catedral Basilica Menor

"Mientras llegaba la ambulancia le di respiración boca a boca, minutos después llegó la ambulancia sin oxígeno, el personal no tiene noción de qué son los primeros auxilios. De ahí, llegamos al hospital Amerimed, mi hijo necesitaba un catéter y no se lo pusieron, yo me ofrecí como médico cardiólogo a ponérselo, es mi especialidad, soy experto en eso y no me dejaron", explicó el padre", según Forbes México.

A través de un comunicado, el Grupo Xcaret admitió que la muerte del niño se debió por un error humano y que el personal supuestamente realizó arreglos no autorizados en la zona del accidente.

Parque acuático Xcaret, Mexico
Credit: Getty Images

"Un error humano ocasionó la falla que condujo a este accidente, tras el cual de inmediato se activaron nuestros protocolos de seguridad y paramédicos de planta acudieron al lugar para aplicar los primeros auxilios y trasladar al menor al hospital", explicó la empresa.

En una entrevista telefónica con el diario local Milenio, el padre de la víctima afirmó que funcionarios de la fiscalía de Quintana Roo condicionaron la entrega de los restos del pequeño a la firma de un "perdón" en favor de la empresa dueña del parque. El caso permanece bajo investigación.