Una fiesta en la piscina termina en tragedia con la muerte de una niña de tres años y otra niña de 4 años hospitalizada. Los detalles.

Por Lena Hansen
Octubre 02, 2019
Anuncio

Lo que comenzó como una divertida fiesta en la piscina en un complejo de apartamentos en Tampa terminó en tragedia. Una niña de 3 años murió ahogada y otra niña de 4 años se encuentra en condición crítica en el hospital tras quedar sumergidas bajo agua el sábado, confirma PEOPLE. Harmony Williams, de 3 años, y Giaonna Chavalier, de 4, estaban en una fiesta en la piscina del complejo de apartamentos Wexford Park, cuando “se quitaron los flotadores mientras jugaban en el agua aunque no sabían nadar”, detalla un comunicado de la Oficina del Alguacil del Condado de Hillsborough.

“Testigos vieron a las niñas, las sacaron de la piscina y comenzaron a hacerle CPR (resuscitación cardiopulmonar) hasta que llegaron los paramédicos”, añadió la policía. “Williams fue pronunciada muerta en el Hospital General de Tampa”.

Giaonna también fue llevada en condición crítica al Hospital General de Tampa, pero afortunadamente ya la niña “está alerta, respirando y se espera que se recupere completamente,” revelaron las autoridades. No se han imputado cargos criminales en el caso. El incidente ocurrió sobre las 5 p.m. del sábado, cuando habían unos 10 niños en una fiesta en la piscina, reportó WTSP, y las dos niñas se salieron de sus flotadores cuando los adultos no estaban mirándolas.

“Primero pensé que se trataba de niños jugando, pero luego me di cuenta que esos gritos no sonaban bien” dijo a WTSP Addison Vicedo, una residente del complejo de apartamentos donde sucedió la tragedia que corrió de su apartamento a socorrer a las niñas cuando se percató de lo que pasaba. “Me di cuenta que todos estaban en estado de pánico y que la madre estaba llorando así que me dije a mi mismo que no podía paniquearme y que podía hacer algo para ayudar”, añadió el vecino, quien le dio CPR a Giaonna, notando que la niña aún tenía pulso y podría sobrevivir.

Los testigos le informaron a la policía que ninguno de los adultos que estaban presentes en la fiesta podía nadar, según un comunicado de la policía obtenido por PEOPLE, pero aún así pudieron sacar a las niñas del agua. El caso ha causado conmoción y generado consciencia sobre los peligros de dejar a niños que no saben nadar jugar en la piscina sin supervisión constante de adultos.