October 12, 2018 04:36 PM

Una niña de 11 años que se pasaba vacaciones de otoño con sus abuelos en Georgia se cuenta entre las víctimas fatales que ha dejado el paso del huracán Michael por el sureste del país.

Sarah Radney estaba en la sala de la vivienda tomando fotos del temporal cuando de pronto una estructura portátil fue arrancada por el viento afuera de la casa y penetró el techo de la vivienda. El objeto golpeó su rostro y la niña quedó inconsciente y con dificultad para respirar.

Su abuela también fue impactada por el objeto y sufrió una costilla rota y la perforación de un pulmón, según dieron a conocer las autoridades del condado de Seminole.

“Es simplemente un accidente raro, nunca había escuchado de nada parecido”, dijo Rody Rodney, padre de la menor, quien estuvo en contacto con la niña y con su hermano de 12 años, durante toda su estancia en la casa cercana a un lago. Los niños debían volver con sus padres el jueves.

Go Fund Me

La pesadilla de la familia se acentuó aún más pues tuvieron que pasar más de ocho horas para que la familia recibiera auxilio ya que los caminos estaban intransitables debido a la destrucción de Michael.

La muerte de la pequeña es la segunda que se registra hasta el momento en el estado. El número de víctimas causadas por el huracán se ha elevado ya a 13, incluyendo muertes en Florida y Virginia.

Cientos de miles de personas se han quedado sin electricidad en dichos estados. Algunos poblados, como Panama City, considerada como el epicentro de la devastación, están parcialmetne aislados por la destrucción de caminos y escombros que dificultan la circulación.

Tal Vez Te Guste

EDIT POST