El mundo llora la muerte de Julen, el niño de dos años que cayó en un pozo en España y no pudo ser rescatado con vida.

Por Lena Hansen
Enero 28, 2019
Anuncio

El caso del pequeño Julen, un niño de dos años que quedó atrapado en un pozo en España, tuvo un desenlace trágico. Si bien los rescatistas trabajaron incansablemente durante días, el pequeño fue encontrado muerto la madrugada del sábado. El niño cayó en el pozo el pasado 13 de enero y sus familiares desesperados buscaron ayuda para sacarlo. Durante unas dos semanas de búsqueda, la atención del mundo estuvo sobre Julen y su familia.

La autopsia reveló que Julen presentaba “traumatismo craneocefálico severo” y “politraumatismos compatibles con la caída”, informó el diario español El Mundo. Una rueda de prensa se llevó a cabo tras darse a conocer la triste noticia. El cadaver fue encontrado a 71 metros de profundidad por dos mineros y un guardia civil, informaron varios medios.

Según informes de la AP, el pequeño Julen Roselló, salió con sus padres a un picnic el domingo en Totalán, en la costa sur de España, cuando se deslizó en un pozo después de alejarse de la pareja. El llanto del niño es escuchó hasta que caía a 30 pies por el pozo.

Al enterarse de su muerte, sus padres se mostraron desconsolados. “¡Otra vez no!, ¡otra vez no!”, se oyó gritar en la casa donde estaban, según reportan varios medios. Ya la familia había perdido otro hijo, a Oliver, en el 2017, de una muerte súbita cuando el niño tenía tres años, según la prensa. Dos años después se enfrentan a la muerte de Julen. El niño será enterrado junto a su hermano, según reveló un amigo de la familia.

El Mundo reporta que José Roselló, el padre de Julen, tuvo que ser atendido tras sufrir un ataque de ansiedad y hay especialistas dando apoyo psicológico a la familia. La comunidad de Málaga, donde vive la familia, está de luto. Los vecinos asistieron al velatorio del niño con coronas de flores y abrazaron a su familia en su duelo. Que en paz descanse Julen.