Kevin Ayala quería darle calor a la casa en la que vive con su esposa embarazada y un hijo de 4 años, que estaba sin calefacción debido al fallo en el suministro eléctrico.

Por Leonela Taveras
Febrero 19, 2021
Anuncio

Un inmigrante hondureño de 23 años murió por el uso de un generador portátil en su casa en Fort Worth, TX, para mantener caliente a su familia luego de que la ausencia de servicio eléctrico los dejara expuestos a las bajas temperaturas que azotan parte del país.

La víctima fue identificada como Kevin Ayala quien vivía junto a su esposa Katherin Padilla, embarazada de 5 meses, y su hijo de 4 años.

"La casa estaba muy fría", contó al canal de noticias local NBC5 su amigo Edan Pérez, quien fue el que encontró a la familia desmayada en el interior de la vivienda. "Para mantener la casa caliente, puso ese generador dentro de la cocina".

De acuerdo al canal, la casa se fue llenando de monóxido de carbono al poco de haberse encendido el generador y los tres miembros de la familia comenzaron a sentirse cansados, por lo quese fueron a dormir.

"No duró mucho prendido [el generador], como una hora, y empezamos a sentir sueño y nos acostamos, pero luego el niño mío comenzó a llorar mucho y convulsionar", narró Padilla a Telemundo.

Cuando los paramédicos llegaron al lugar, intentaron que Ayala recuperara el conocimiento, pero no lo lograron. Su esposa e hijos fueron trasladados de urgencia al hospital y se recuperaron luego de dos días internados, informó Telemundo.

Credit: Photo by Ron Jenkins/Getty Images)

"Eso es un error, realmente un error", dijo Pérez a NBC 5 tras destacar que aún cuando uno está desesperado por la situación, no vale la pena el riesgo de usar un generador dentro de la casa. "Eso es lo que pasó con mi amigo. Trató de mantener a su familia caliente, y eso es lo que pasó".

Seres queridos crearon una página de GoFoundMe para recaudar fondos para su funeral.

Según reportó The New York Times, la electricidad regresó este viernes en la mañana a gran parte de quienes la habían en Texas, aunque siguen registrándose dificultades con el suministro de agua. Las autoridades instaron a millones de residentes a hervir el agua antes de consumirla debido a que varias plantas de tratamiento quedaron fuera de servicio.