Shane Thomas falleció el fin de semana pasado luego de participar en una sesión de entrenamiento bajo temperaturas que sobrepasaron los 100 grados Fahrenheit.

Por Isis Sauceda/Los Angeles
Agosto 19, 2020
Anuncio

Las altas temperaturas en el sur de California el fin de semana pasado le habrían cobraron la vida a un joven deportista mientras entrenaba con su equipo de fútbol. Shane Thomas, de 17 años, fue encontrado muerto en el Parque Ayala de la ciudad de Chino Hills, al este de Los Angeles, donde las temperaturas sobrepasaron los 100 grados Fahrenheit el sábado.

De acuerdo a reportes publicados en medios locales, ese día el joven se encargó de llevar al auto de su entrenador los balones que el equipo había utilizado durante su práctica. Al notar que el chico no regresaba al campo, sus preocupados compañeros salieron a buscarlo y lo encontraron desmayado en el suelo justo pasado el mediodía.

Los paramédicos llegaron al lugar de los hechos para administrarle primeros auxilios, pero no pudieron revivirlo. Thomas fue trasladado inmediatamente a un hospital de la localidad, donde fue declarado muerto, según el investigador Gabriel Morales de la oficina del médico forense del condado de San Bernardino.

GOFUNDME
| Credit: GOFUNDME

Aunque la causa de muerte se dará a conocer una vez concluida la autopsia de Thomas, se cree que las altas temperaturas de ese día, que alcanzaron los 111 grados Fahrenheit, fueron un factor determinante en su fallecimiento.

“Estamos realmente tristes por la pérdida y nuestras oraciones y pensamientos están con su familia. [Shane] fue encontrado después del entrenamiento, lejos del campo y estamos devastados en el club”, dijo a través de un comunicado Jimmy Nordberg, director ejecutivo de la liga FC Golden State.

Una cuenta en la página GoFundMe ha sido creada para recaudar fondos para los gastos fúnebres del joven quien esta temporada fungiría como capitán de su equipo tras anotar 19 goles para los Dolphins.

“Hoy, Dios se llevó mi alma, mi mejor amigo. Estoy entumecida por dentro”, escribió Cheyenne Thomas, la única hermana del futbolista, en sus redes sociales, según People. “No merecías esto, pero te fuiste después de hacer lo que más amas, jugando un hermoso deporte. Nunca he conocido a alguien tan genuino, enfocado, receptivo, responsable, amoroso. Eras perfecto, no pude haber pedido un mejor hermano. Mi único hermano, mi otra mitad”.