La joven Yesenia Aguilar paseaba con su esposo James Álvarez hablando de cortinas para el cuarto de su primera hija cuando fue atropellada por una conductora drogada que había perdido el control de su vehículo, según las autoridades.

Por Isis Sauceda
Agosto 13, 2020
Anuncio

Una joven embarazada murió arrollada el martes en Anaheim, CA, por una conductora supuestamente drogada cuando paseaba a pie con su esposo hablando de cortinas para la habitación de su primera hija.

La víctima, Yesenia Lisette Aguilar, de 23 años y empleada de Disneyland, estaba en su octavo mes de embarazo cuando la embistió el Jeep blanco conducido por Courtney Pandolfi, de 40 años, quien aparentemente había perdido el control del vehículo y se subió a la acerca por la que caminaba la futura mamá, según medios locales.

Aguilar fue trasladada inmediatamente a un centro médico de la ciudad, donde se certificó su fallecimiento.

“Intenté agarrarla, intenté jalarla hacia mi”, explicó a la cadena KCAL-9 el viudo, James Álvarez, quien caminaba junto a su esposa cuando se produjo el accidente y solos sufrió heridas leves.

Aseguró que estaban hablando de las cortinas para el cuarto de la hija que estaba por llegar cuando sintieron el impacto.“Ella…no sé, se soltó, yo no sentí su mano y luego la vi….”, agregó.

Credit: GOFUNDME

Debido al avanzado embarazo de la joven, los doctores pudieron realizar una cesárea y salvar a la pequeña, a quien su padre nombró Adalyn Rose.

“Fue admitida en condición crítica a la unidad de cuidados intensivos neonatales del [hospital]”, declaró la policía a través de un comunicado.

“Ella [Adalyn Rose] es lo último que tengo de [Yesenia]”, dijo ente lágrimas Álvarez. “Habíamos intentado por dos años y finalmente habíamos sido bendecidos de tener a una hermosa princesa. Y estábamos a un mes de dar a luz y de repente, en un segundo mi vida cambió”.

Credit: Anaheim Police Department

La conductora del Jeep también fue trasladada al mismo hospital con lesiones menores, según People.

De acuerdo a la policía de Anaheim, se le presentaron cargos de asesinato, conducir bajo la influencia de drogas con resultado de lesiones y conducir con una licencia suspendida.

Las autoridades señalaron que Pandolfi ya cuenta en su historial con dos arrestos previos por conducir bajo la influencia de alcohol o estupefacientes, agregó People. En California, según la fiscalía estatal, un conductor con antecedentes por conducir ebrio o drogado que causa una muerte conduciendo bajo esas mismas condiciones puede ser imputado de asesinato, informó el canal KTLA5

La sospechosa, que podría ser condenada a cadena perpetua de ser encontrada culpable, se encuentra actualmente interna en la cárcel del Condado de Orange con una fianza de $3 millones, agregó el canal.