Phillip Jordan Stevens, de 23 años, y su esposa embarazada iban camino a la iglesia cuando el joven fue asesinado delante de ella por un asaltante.

Por Lena Hansen
Septiembre 15, 2020
Anuncio

Una joven pareja iba camino a la iglesia el domingo en Tennessee sin sospechar que les tocaría vivir una gran tragedia. Phillip Jordan Stevens, de 23 años, fue asesinado por un asaltante delante de su mujer. Según el Buró de Investigaciones de Tennessee, Dangelo Dorsey, de 29 años, estaba huyendo ese día de la policía tras ser el protagonista de varios tiroteos y robos de auto. Dorsey conducía un carro robado mientras trataba de escapar de las autoridades, cuando se estrelló contra el Ford Mustang que iba manejando Phillip Jordan Stevens junto a su esposa.

El joven se detuvo pensando que se trataba de un accidente común y corriente. Fue entonces que el asaltante tomó a la pareja como rehenes a punto de pistola y les ordenó que manejaran hasta la casa de ellos en Morrison. Según las autoridades, Dorsey tomó dos armas de fuego de la residencia, cambió de vehículo montándose en una camioneta Toyota Rav4 y forzó a la pareja a acompañarlo en su fuga.

Credit: GoFundMe

Luego mató a Phillip Jordan Stevens delante de su esposa y arrojó su cuerpo a la carretera. Según la madre de Stevens, su hijo le suplicó al asaltante que no le hiciera daño a su mujer y a su bebé por nacer. "Jordan murió como un héroe", dijo la madre a WTVC. Las autoridades encontraron su cadáver tirado en la autopista 24.

La mujer embarazada, identificada como Aileen Stevens, fue obligada por Dorsey a seguir con él dentro de la camioneta Rav4. El asaltante siguió manejando con la asustada rehén por la autopista, a una velocidad de más de 100 millas por hora. Fue entonces que la camioneta chocó y se volcó. En ese momento, al verse acorralado por las autoridades, Dorsey se mató de un disparo. La esposa de Stevens, que lo presenció todo horrorizada desde el asiento trasero, fue rescatada por la policía y sobrevivió esta pesadilla.