Con sus manos atadas y sentada en una silla, Areline Martínez forcejeaba con sus supuestos captores cuando recibió un disparo y lo que era una simulación terminó en tragedia. Aquí los detalles.
Anuncio

Una joven mexicana de 20 años murió mientras filmaba un video fingiendo un secuestro en una comunidad del estado de Chihuahua, México.

La víctima fue identificada como Areline Martínez, quien recibió un disparo en la cabeza de parte de uno de sus compañeros mientras grababan el video para colgar en las redes sociales, informaron medios locales.

Al menos 10 personas estaban presentes cuando Martínez, quien estaba atada a una silla, comenzó a luchar con sus falsos captores que le apuntaban con un arma. De golpe, una pistola calibre .45 se disparó supuestamente por accidente y una bala hizo impacto en la cabeza de la joven, informó México Daily News.

Areline Martinez
Areline Martinez
| Credit: Instagram

En el video se aprecia el momento previo a su muerte, cuando un hombre que parece estar dirigiendo la escena se arrodilla frente a ella, mientras que un hombre a su lado le apunta a la cabeza con una pistola. Las autoridades dicen que aún no está claro si alguien sabía que el arma estaba cargada.

“Resulta que había una bala que estaba alojada en la recámara del arma, significa que percute ese cartucho y es el que lamentablemente hiere y deja sin vida a la mujer”, dijo el fiscal César Augusto Peniche a los medios. “Hay que indagar en los orígenes el arma. ¿Por qué tenían un arma en su poder, cómo la obtuvieron y para qué la estaban utilizando?”.

“El tiempo no se detiene ni yo tampoco”, escribió la joven, que era madre de un niño de un año en su último post antes de morir en su cuenta de Instagram.

De acuerdo con el diario mexicano El Heraldo, el hecho ocurrió el viernes 2 octubre en horas de la noche en el vecindario Rigoberto Quiroz y las personas que estaban presentes se dieron a la fuga.

Tras la muerte de Martínez, varios usuarios de redes sociales compartieron mensajes de despedida solidarizándose con su familia en medio de la tragedia y exigiendo justicia para que su caso no quede en la impunidad.