Marvin Antonio González, un hombre de 32 años identificado por el consulado de El Salvador en Nuevo Mexico, falleció en un centro de detención y al lado de su hija.

By Mayra Mangal
August 02, 2019 02:10 PM

Un hombre salvadoreño de 32 años se ha convertido en la sexta fatalidad ocurrida dentro de un centro de detención de migrantes de la frontera sur en lo que va del año.

El padre de familia, identificado por la cadena CBS como Marvin Antonio González, falleció el jueves por la mañana horas después de haber sido aprehendido por la Patrulla Fronteriza en El Paso. El hombre había salido hacía una semana de su tierra natal y viajaba con su hija de 11 años.

El miércoles hacia las 9:00 a.m. padre e hija fueron aprehendidos y llevados al centro de detención de Lordsburg, en Nuevo Mexico. A la mañana siguiente, cuando eran procesados, el hombre “entró en una crisis médica” y falleció, según confirmaron portavoces del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) y de la Patrulla Fronteriza. Los intentos por revivirlo fracasaron. “Enviamos condolencias a su familia”, se dijo en un comunicado reproducido en parte por la cadena CNN.

Joe Raedle/Getty Images

Portavoces del consulado de El Salvador confirmaron la identidad del hombre e informaron que la hija del fallecido se encuentra ahora en un albergue de Nuevo Mexico.

Dicha sede diplomática ha solicitado formalmente un reporte de la autopsia que se practicará para determinar las causas de la muerte, así como los récords médicos del fallecido.

Con este suman ya seis los inmigrantes con mayoría de edad fallecidos al encontrarse bajo custodia de las autoridades migratorias a lo largo de la frontera sur.

De acuerdo con la Asociación Americana de Abogados las muertes han ocurrido en Texas, Arizona, Georgia y ahora Nuevo Mexico. Múltiples fuentes, incluyendo prensa, el clero, activistas humanitarios e incluso congresistas y celebridades, han denunciado las condiciones en que los migrantes son retenidos. Entre las quejas se asegura que algunas personas han sido encerradas en celdas tipo jaula, incomunicados, sin ayuda médica, falta de alimentación adecuada y brotes de sarampión, gripe, pulgas, piojos y chinches.

 

 

Advertisement


EDIT POST