Joshua D. Russell, de 26 años, fue detenido por la muerte de John Lapointe, de 35, quien se sofocó en un carro mientras él se quedó dormido.

Por Mayra Mangal
Septiembre 23, 2019
Anuncio

La policía de Florida detuvo este viernes a un hombre de 26 años en conexión con la muerte de un muchacho con síndrome de Down que falleció cuando ambos se quedaron encerrados en un carro que alcanzó altas temperaturas mientras el cuidador se quedó dormido.

Portavoces de la policía del condado de Pinellas confirmaron el arresto de Joshua D. Russell por la muerte de John Lapointe, de 35 años, tras varias semanas de investigación.

Según la policía el 9 de mayo pasado el sospechoso llevó a Lapointe a una cita médica. Al salir de ahí Russell hizo una parada en su casa donde “ingirió dos paquetes de kratom, una substancia derivada de una planta [asiática] que se usa como droga recreacional”, explicaron portavoces de la oficina del alguacil.

Posteriormente Russell llevó a Lapointe a la casa hogar donde vivía, ubicada en el poblado de Seminole, pero al llegar al lugar Russell se sintió “cansado y con náuseas” y apagó el motor de la van donde viajaban ambos.

El sospechoso dijo que a la policía que tomó una siesta en el auto mientras Lapointe permanecía en la parte trasera. El fallecido, se explicó por medio del comunicado, “tenía las capacidades no-verbales y cognitivas de un niño de un año de nacido y no podía cuidarse a sí mismo”.

Cuando Russell despertó “dos o tres horas después” estaba “empapado en sudor”, según reveló la policía en declaraciones reproducidas por el diario USA TODAY.

Bob Gualtieri, alguacil del condado de Pinellas, explicó en una conferencia de prensa que el interior del vehículo donde ambos se encotraban alcanzó los 125 grados Fahrenheit en su interior. “Simplemente pongamos que el pobre muchacho se horneó [en el carro]”, lamentó el sheriff.

Increíblemente, Russell sobrevivió a pesar de haber permanecido en el carro durante el mismo lapso de tiempo y en las mismas circunstancias.

Según se explicó, el sospechoso intentó resucitar a Lapointe aplicándole primeros auxilios, luego llamó a la madre del hoy fallecido y cuando ella llegó llamaron al 911.

Russell ya había sido detenido tras raíz de la tragedia pues tras llamar a la policía lo encontraron en la zona cercana y llevando consigo una arma de fuego escondida. Ahora enfrenta cargos de homicidio involuntario agravado.