Un portavoz de la familia informó que el bebé falleció la mañana del viernes 14 de junio.

Por Carolina Trejos
Junio 14, 2019
Anuncio

El recién nacido que fue cortado de la matriz de su madre, Marlen Ochoa-López, ha muerto, de acuerdo con la familia.

“Con gran tristeza les informamos sobre el fallecimiento del bebé Yovanny Jadiel López”, dijo Julie Contreras, portavoz de la familia López, en un comunicado en Facebook. “Falleció este viernes 14 de junio de 2019 de su grave lesión cerebral. Por favor, mantengan a su familia en sus pensamientos y oraciones mientras atraviesan este momento difícil”, dijo.

El funeral del bebé se llevará a cabo en privado para la familia.

La policía local alega que Clarisa Figueroa, de 46 años, estranguló a Ochoa-López en el interior de su vivienda bajo engaños y ayudada por su hija, Desiree Figueroa, de 24 años. Luego se emitió una llamada desde su vivienda, ubicada en el Sur de Chicago pidiendo auxilio y asegurando que alguien “de 46 años” había dado a luz a un bebé que estaba pálido y azulado y que no respiraba.

El bebé estuvo en la unidad de cuidados intensivos para recién nacidos desde que las Figueroas lo llevaron al hospital en abril, poco después de asesinar a Marlen Ochoa-López, dicen las autoridades.

La familia de López esperaba un milagro a pesar del pronóstico de los médicos, así como los cargos más severos por las Figueroas por los daños causados ​​al recién nacido.

El escalofriante asesinato de Marlen Ochoa-López, continúa arrojando incógnitas.