La cadena deberá pagar una multa de $12 millones por compartir los datos de 80,000 clientes con ICE: se enfocaban en nombres que sonaran como latinos.

By Mayra Mangal
April 05, 2019 04:31 PM

 

La cadena Motel 6 deberá pagar una multa de $12 millones para resolver una demanda en su contra por haber filtrado los datos personales de 80,000 clientes a la Oficina de Inmigración y Aduanas (ACE, por sus siglas en inglés) sin una orden judicial.

Así lo confirmó este viernes Bob Ferguson, el fiscal general del estado de Washington por medio de un comunicado. “Muchos [establecimientos de la cadena] Motel 6 le entregaron diariamente información personal de sus huéspedes a ICE sin tener una orden”, se dijo por dicha vía. “Del 2015 al 2017 7 sucursales en Washington compartieron la información de aproximadamente 80,000 huéspedes”.

Dicha información incluía números de licencia de conducir, pasaportes y tarjetas de residencia, o green cards, como se les conoce popularmente. Así mismo los locales mencionados revelaron el número de habitación , fecha de nacimiento y número de placas del vehículo de dichas persons a ICE. Una vez recibida la información, la dependencia se enfocaba en los nombre de los huéspedes que sonaran latinos, según asegura USA Today.

La empresa llegó a un acuerdo en corte donde se establece que no volverán a compartir la información de sus clientes en locales de Estados Unidos a menos que exista una orden judicial, ley o citación expresamente extendida requiriéndolo.

“La seguridad y bienestar de nuestros huéspedes, incluyendo la protección de su información personal, es nuestra prioridad primordial y nos complace el haber llegado a una solución a este asunto”, dijo la compañía en acuerdo de la demanda.

Esta querella legal sucede a solo meses de que Motel 6 tuviera que pagar otra cuantiosa cantidad para resolver una demanda colectiva en su contra por filtrar información de sus empleados a ICE. En aquel entonces la empresa tuvo que pagar $7.6 millones por dicha práctica que según el Fondo México Americano para la Defensa Legal (MALDEF, por sus siglas en inglés) provocó que empleados fueran interrogados en sus instalaciones por agentes de inmigración y luego deportados. Al menos 8 personas se vieron afectadas.

 

 

Advertisement


EDIT POST