August 31, 2017 01:28 PM

Una nueva y sorprendente demanda contra un gigante comercial se libra en Estados Unidos. Esta vez  un antiguo monje católico presentó una demanda en una corte federal contra uno de los fabricantes más importantes de cosméticos del mundo: L’Oreal.

The Associated Press reportó ayer que el religioso Dennis Wyrzykowski y su compañía, Carmel Laboratories LLC, están acusando a esa empresa de robar la tecnología patentada de una crema antiarrugas que su organismo de caridad vendía para recaudar dinero para los pobres.

La querella indica que la crema llamada Easeamine, se fabricó gracias a un descubrimiento que hicieron dos científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Massachusetts, el cual se basaba en usar la adenosina, un compuesto químico encontrado en el corazón, que ayuda a promover la elasticidad de la piel.

Según la demanda, a pesar de que L’Oreal sabía que esa entidad educativa tenía la patente de la tecnología que empleaba la adenosina,  trató de obtener patentes para productos basados en esa misma técnica y, cuando éstas se le negaron por la similitud que mantenían con la que ya tenía la universidad, de todas maneras siguió adelante con una línea de productos basados ​​en la tecnología de la adenosina

En una entrevista el martes, Wyrzykowski, que lidera una caridad religiosa conocida como Carmelitas Teresianas en Millbury, dijo que ha estado vendiendo la crema en línea por 65 dólares por pieza para apoyar a los carmelitas en su trabajo con prisioneros, drogadictos y escolares, pero que desde que L’Oreal sacó su línea de productos similares, se redujo en una décima parte su negocio.

L’Oreal, que tiene su sede en París y tiene operaciones en Estados Unidos en Nueva York, ha pedido a un juez de la Corte de Distrito de los Estados Unidos que rechace la demanda. Sus abogados argumentan que el que su cliente use de la adenosina está fuera de las patentes de la Universidad de Massachusetts.

“Mientras admiramos el propósito del trabajo que estas dos organizaciones están haciendo juntas, no encontramos ningún mérito en estas acusaciones”, dijo L’Oreal en un correo electrónico a The Associated Press. “Hemos expresado este punto de vista en muchas conversaciones que tuvimos con los Carmelitas Teresianos y sus asesores legales externos en los últimos dos años”.

James Dobson Jr., un fisiólogo cardiovascular ya retirado que fue uno de los dos científicos de la UMass en hacer el descubrimiento, dijo que la tecnología es potencialmente de millones de dólares.

“Si usted sabe que una patente está ahí fuera y usted voluntariamente la infringe, eso realmente me molesta”, dijo. “Lo que también me molesta es que los carmelitas teresianos iban a usar los ingresos para los pobres y desfavorecidos en el centro de Massachusetts y eso era algo noble”.

 

 

You May Like

EDIT POST