Monica Yvonne Domínguez, de 37 años, fue hallada culpable de abuso de un cadáver: estaba bajo libertad condicional por otros cargos.

By Mayra Mangal
April 29, 2019 12:56 PM

Mónica Ivonne Domínguez, una mujer del sur de Texas, fue sentenciada este viernes a diez años de cárcel tras declararse culpable del abuso del cadáver de su hija de 2 años en un caso que conmovió a la opinión pública.

En septiembre del 2015, la mujer y su marido, Gerardo Zavala Laredo, de 32 años, fueron detenidos en Laredo tras encontrarse que su hijo de 9 meses presentaba múltiples fracturas en brazos y piernas. La mujer se declaró culpable de abuso y en diciembre del 2016 fue sentenciada por el juez Óscar J. Hale a diez años bajo libertad condicional.

En aquella instancia, la mujer recibió órdenes de no cometer más delitos, abstenerse del uso de sustancias controladas y de pagar una multa, además de cumplir 500 horas de servicio comunitario.

El 14 de febrero del 2019 y estando aún bajo libertad condicional, la policía de Laredo descubrió los restos de su hija Rebecka Domínguez, de 2 años, sumergidos en un recipiente lleno de ácido. Los restos estaban escondidos en un armario del apartamento que ocupaba la mujer con su marido.

Una investigación posterior determinó que la niña se había ahogado en la bañera y que para cubrir su muerte, la pareja se deshizo del cuerpo. La mujer corroboró la versión al ser interrogada. Domínguez, de 37 años, fue acusada de abuso, poner en peligro la vida de un menor y manipulación de un cadáver, según reveló la oficina del sheriff del condado de Webb, donde se seguía el caso.

Webb County Sheriff's Office

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

De acuerdo con múltiples medios locales, el marido de Domínguez le permitió a su mujer estar cerca de la menor y de sus hermanos, a pesar de los “arranques” y abuso de alcohol y drogas de la mujer.

Isidro Alanís, fiscal de distrito del condado de Webb, solicitó al juez que fuera revocada la libertad condicional de la mujer, quien en varias ocasiones violó las restricciones a las que estaba sometida.

Domínguez tiene un largo historial criminal que data de 1999 y que incluye 18 arrestos bajo 25 cargos distintos, según detallan los archivos de la policía de Laredo, LPD.

Uno de los incidentes más recientes ocurrió en diciembre del 2017 al ser arrestada por conducir intoxicada y del cual la mujer se declaró culpable y fue liberada una vez más de forma condicional.

Los abogados de Domínguez declinaron hablar del caso, pues la mujer tiene otros cargos pendientes que podrían añadir más tiempo a la condena que deberá purgar en una prisión estatal.

 

 

 

 

Advertisement


EDIT POST