Una australiana que modeló para Victoria's Secret reveló que se recupera de una grave anorexia y que un cliente la rechazó porque sus caderas aumentaron media pulgada.

By Isis Sauceda / L.A.
August 07, 2019 06:59 PM

La modelo Bridget Malcom ya come tranquila. La joven que modeló para la popular marca Victoria’s Secret finalmente puede decir que ya no le tiene miedo a la comida.

La australiana de 27 años se está recuperando de una grave anorexia, padecimiento sobre el que compartió unas reflexiones junto  a unas fotografías en su cuenta de Instagram en las que compara su situación en su peor momento y en la actualidad.

En el pie de foto de las instantáneas, la chica asegura que cayó en las garras de este terrible trastorno de la alimentación debido a que fue rechazada por un reconocido cliente, al que no identifica.

“La razón por la que me rechazaron fue [que dijeron] ‘El cuerpo de Bridget no se ve lo suficientemente bien’”, escribió la modelo, quien agregó que lo más sorprendente de todo es que ese mismo cliente la había contratado cuando sus caderas medían media pulgada menos.

Instagram/Bridget Malcolm

La joven explicó que en las fotos en la que se la ve extremadamente delgada llevaba meses sin tener la menstruación y tenía que dormir unas 12 horas por la noche para tener suficientemente energía para funcionar.

La australiana contó en su página web que la exigente industria del modelaje consideraba que las caderas no podían medir más de 35 pulgadas de ancho, pero que en el caso de su cuerpo, sus proporciones naturales eran de una pulgada más. Eso la obligaba a adoptar medidas extremas.

“Algunas modelos mantienen ese requisito sin esfuerzo. Yo no soy una de esas chicas. Eso ciertamente ha sido un gran peso para mi por los últimos 14 años como modelo”, dijo.

Afortunadamente se dio cuenta de su mal estado de salud, reaccionó y empezó a combatir el trastorno que padecía, reportó People.

“Estoy tan agradecida que todo esto quedó en el pasado. Me ha tomado mucho trabajo y recuperación, pero agradezco que hay un lugar para mí en la industria ahora, en mi peso saludable”, escribió Malcom, quien desde entonces ha vuelto al trabajo.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Asimismo, agradeció que el haber sido rechazada por uno de sus clientes más reconocidos la llevó a empezar su recuperación y a un año de haber iniciado su tratamiento, aseguró que ya no le tiene miedo a la comida.

“Mi salud es mi mayor prioridad. Si mi trabajo se interpusiera en mi salud, entonces me retiraría del modelaje”, reveló.

Advertisement


EDIT POST