Micaela Coronel, de 23 años y nacida en Argentina, atropelló a Mariana Esther Pérez Borroto cuando iba rumbo a su escuela: la mujer carecía de licencia de conducir.

By Mayra Mangal
April 05, 2019 05:38 PM

Micaela Coronel, una mujer nacida en Argentina que está en el país con una visa expirada de turista atropelló y dio muerte a una niña de 13 años cuando se dirigía a dejar a sus propios hijos a la escuela.

La niña Mariana Esther Pérez Borroto fue golpeada por la van que conducía la mujer sin licencia de manejo causándole la muerte por sus heridas, según confirma la policía del condado de Polk, en Kissimmee, Florida.

El incidente ocurrió este miércoles 3 de abril hacia las 7:50 a.m. cuando Coronel manejaba el auto Chrysler Town & Country en dirección Este por la calle Homosassa Road.

La mujer dijo a las autoridades que al momento del choque el parabrisas de su auto estaba nublado en un 80%, obstruyendo su vista mientras guiaba. Cuando las autoridades le pidieron sus documentos la mujer entregó una identificación argentina y reveló que estaba en el país con un “pase de visitante” desde octubre. Según la oficina del sheriff la mujer tampoco tiene un permiso de conducir.

“La escuela Lake Marion Creek Middle sufrió una pérdida devastadora esta semana, Mariana Pérez Borroto fue atropellada mortalmente por un conductor”, se dijo en la cuenta de Twitter del distrito escolar del condado de Polk donde se informó que este jueves se llevó a cabo una vigilia para recordar a la menor y en la que muchos estudiantes llevaron globos de color verde, el preferido de la víctima.

Polk County Sheriff

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Por su parte el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) está comprobando el estatus migratorio de la mujer ya que ahora enfrenta cargos de felonía en tercer grado que conlleva una pena máxima de cinco años en prisión.

“La sospechosa no debió estar detrás del volante de un vehículo. Esta es una horrible tragedia y un sinsentido que no debió haber ocurrido”, exclamó el sheriff Grady Judd. “Esta hermosa niña debería cumplir sus 14 años en dos semanas, de no ser por las acciones de la sospechosa. La familia de Mariana está en nuestras plegarias y en nuestros pensamientos”.

Johna Jozwiak, directora de Lake Marion Creek Middle dijo por su parte que la comunidad tenía “el corazón destrozado” por la muerte de la estudiante. “Mariana era una niña brillante y de naturaleza dulce que tenía un carácter muy educado y calmado. Le gustaba estudiar historia y amaba pasar tiempo dibujando en sus cuadernos. Estamos devastados ante la noticia”.

La escuela ha pospuesto unos exámenes que estaban previstos para esta semana y está ofreciendo ayuda a los estudiantes que necesiten apoyo sicológico.

La sospechosa permanece en la cárcel central del condado de Bartow y su fianza ha sido fijada en $25,000.

 

 

Advertisement


EDIT POST