La maestra de educación especial Colleen Powell no se olvidó de sus estudiantes el día de su boda y los hizo partícipes de la ceremonia. ¿Qué hicieron?

Por Isis Sauceda / L.A.
Diciembre 19, 2019
Anuncio

Una maestra de educación especial no podía dejar de lado a sus queridos estudiantes en uno de los días más importantes de su vida: su boda. Así que Colleen Powell no dudó en incluir en el gran evento a tres de sus estudiantes favoritos en la escuela de Milledgeville, GA.

La ceremonia que se llevó a cabo a principios de este mes tuvo como invitados especiales a Dominic May, quien padece síndrome de Down, Jay Hury y Korde Solomon, ambos con discapacidades físicas. El trío fue el encargado de llevar los anillos.

“Siempre dije que mis niños formarían parte de mi boda porque son la gran parte de mi corazón”, contó la maestra al canal WMAZ. “Significan tanto para mí, como todos los que estuvieron presente”.

Debido a que los niños tienen dificultad para hablar, May desfiló junto a los padres de la novia con dispositivo que al presionar un botón anunciaba con un mensaje grabado la llegada de la novia.

Cuando el responsable de oficiar la boda preguntó quién entregaba a la novia, el jovencito inmediatamente hizo sonar un mensaje que decía: “Sus padres y yo”.

“Ellos pueden comunicar sus deseos, necesidades y sentimientos”, resaltó la maestra al canal WMAZ.

La madre de Jay, Camellia Hurt, respondió con incredulidad cuando Powell le pidió si su hijo podía participar en la boda.

“Inicialmente pensé: ‘Lo dijo para ser amable porque yo estaba en el salón de clases mientras hablaba de la planificación de la boda’”, comentó Hurt, según People. “[Pero no], hablaba en serio. [Mi hijo] participó en la la boda y fue tan hermoso”.

La madre de Korde, Shiquana Solomon, aseguró que los niños la pasaron de lo más lindo en ese día tan especial para su maestra y que se emocionó hasta las lágrimas.

“Ya que no tengo hijos propios, estos tres son mis bebés”, dijo Powell.