Un exempleado descontento es el presunto responsable de asesinar a uno de los chefs de un conocido restaurante y tomar un rehén.

Anuncio

Una persona ha muerto y un sospechoso ha sido trasladado herido a un hospital después de mantener a varios rehenes durante horas en el restaurante Virginia's de Charleston, Carolina del Sur, según la policía de la ciudad.

Los rehenes fueron liberados y se encuentran sanos y salvos.

“Esto no fue un acto de terrorismo”, dijo el alcalde de Charleston, John Tecklenburg. “Este no era un crimen de odio, era un trágico caso de un empleado descontento”.

Según la agencia AP, el sospechoso es un antiguo lavaplatos que había trabajado en el restaurantes, situado en una de las calles más turísticas de la ciudad.

El exempleado entró armado al local a eso del mediodía y mató a uno de los chefs, para luego tomar como rehén a otro empleados durante unas tres horas, hasta que la policía finalmente intervino y puso fin al incidente.

South Carolina Shooting

Uno de los dueños del restaurante dijo a un canal local que el lavaplatos había había regresado para vengarse después de haber sido despedido.

South Carolina Shooting

Alrededor de unas 30 personas se encontraban dentro del restaurante en el momento en que se produjo el tiroteo.

Uno de los testigos dijo al diario local The Post and Courier que el hombre armado entró a la cocina y dijo “llegó un jefe nuevo a este lugar”. Otros dicen que el individuo cerró la puerta del restaurante y se autoproclamó “el nuevo rey de Charleston”.

De acuerdo al alcalde Tecklenburg, el sospechoso padece de un trastorno mental.