El exjugador de rugby Rowan Baxter le habría pegado fuego a su esposa y a sus tres hijos antes de matarse en Australia. Aquí los detalles de esta tragedia que ha consternado al mundo.

Anuncio

Un exjugador de rugby profesional, su esposa y sus tres hijos perdieron la vida tras incendiarse el vehículo en el que se encontraban en lo que medios australianos han reportado fue un trágico asesinato-suicidio que habría sido perpetrado por el mismo atleta.

Las publicaciones de ABC Australia indican que Rowan Baxter, de 42 años, se encontraba en el asiento del pasajero cuando lanzó gasolina al carro donde se encontraba su esposa Hannah Baxter, de 31 años —quien iba en el asiento del conductor— y sus pequeños Aaliyah, Laianah y Trey, de 6, 4 y 3 años, respectivamente.

Hannah y Rowan Baxter y familia

El hecho ocurrió el miércoles a eso de las 8:30 a.m. en Camp Hill, en Brisbane, Australia, mientras el vehículo de Hanna estaba estacionado cerca de la casa de sus padres y estos iban a llevar a los niños a la escuela.

Según el diario Mirror, testigos afirman haber visto a Hanna salir del vehículo en llamas y pedir ayuda mientras gritaba: “Me lanzó gasolina”. Uno de los residentes de la zona logró asistirla con el agua que usaba para lavar su vehículo y la mujer fue trasladada al hospital Royal Brisbane, donde falleció a causa de las quemaduras.

De acuerdo a reportes publicados, el ex jugador de los Nueva Zelanda Warriors también logró salir del carro en llamas y se apuñaló en el pecho hasta morir.

El detective inspector de la policía australiana Mark Thompson calificó la escena como “horrible”. Según el diario Courier Mail, la pareja se encontraba separada desde el año pasado y estaba enfrascada en una disputa por la custodia de los niños. El caso sigue bajo investigación.