Un caso de celos parece ser la razón por la que el joven se llevó el patrullero y se hizo pasar por policía.

Anuncio

Un joven cadete de policía de Palm Beach, Fl, ha sido acusado de hacerse pasar por un agente de policía, luego de que el sábado por la madrugada robara la patrulla policial de su padre para perseguir a su exnovia y su nueva pareja.

Según El Nuevo Herald, el cadete Christopher Combs, de 22 años, utilizó la patrulla de su padre, un policía del condado desde hace casi dos décadas, aprovechando que había salido de vacaciones.

La razón: quería darle un escarmiento a su expareja.

Informes policiales indican que Combs se enteró de que Jamie DiCarlo, con quien había tenido una relación amorosa por cinco años, estaba paseando con su nuevo novio, Robert Roberts, cerca de un lago entre los límites de los condados Palm Beach y Broward.

Christopher Combs

El joven entonces condujo el vehículo policial hasta el lugar y cuando vio a la pareja, activó las sirenas y le ordenó a través del intercomunicador policial que se detuviera.

Siempre por el altoparlante de la patrulla, el despechado cadete instruyó al muchacho a que caminara su vehículo con las manos en alto y a que se tirara boca abajo en el pavimento. Así mismo le ordenó que vaciara sus bolsillos.

Entonces se bajó de la patrulla y “colocó lo que parecía ser un objeto metálico en la parte posterior de la cabeza de la víctima, antes de robar su propiedad”, según el reporte policial.

En algún momento de este encuentro, el impostor policial instruyó a la muchacha a que también se tirara al piso, luego se montó de nuevo en la patrulla y se retiró del lugar.

El crimen fue resuelto gracias a que DiCarlo reconoció la voz de Combs y enseguida llamó a la policía, que lo arrestó pocas horas después.

Combs, quien trabaja en el departamento de policía desde agosto de 2016 pero no se ha juramentado como agente, se encuentra bajo arresto domiciliario y se le ha colocado un monitor GPS. Además tiene una orden de restricción para no acercarse a su exnovia.

Además de un cargo de suplantar a un agente de la autoridad, el acusado afronta un cargo de robo armado y dos cargos por falsa reclusión.