Revelan una comprometedora conversación de Trump con Peña Nieto en la que le pide que deje de decir que México no pagará el muro.

Por Joaquim Utset
Agosto 03, 2017
Anuncio

En una llamada pocos días antes de su investidura, el presidente Donald Trump tenía un favor que pedir a su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto: deja de decir que México no pagará el muro.

Esto se desprende de la transcripción de la conversación telefónica que Trump y Peña Nieto sostuvieron el pasado 27 de enero, cuyo contenido íntegro fue revelado este jueves por The Washington Post, una filtración que sin duda volverá a poner los pelos de punta al inquilino de la Casa Blanca.

En un punto de la llamada, el presidente estadounidense le explica a Peña Nieto que lleva mucho tiempo prometiendo que los mexicanos pagarán por el muro y que, por lo tanto, una negativa tajante de Los Pinos a su exigencia imposibilita cualquier tipo de negociación.

“Si dices que México no van a pagar por el muro, entonces no quiero reunirme más con ustedes porque no puedo aceptarlo”, dice Trump. “No le puedes decir eso a la prensa”.

El presidente estadounidense le advierte que los medios le presionarán si México mantiene una postura inamovible en este asunto, por lo que le sugiere que utilice otro tipo de expresión.

“Los dos deberíamos decir ‘lo solucionaremos', ‘lo solucionaremos en una fórmula de alguna manera', en lugar de que tú digas ‘no lo pagaremos' y yo diga ‘no lo pagaremos'”, propone Trump, quien admite que el muro es lo menos importante de la relación bilateral, pero políticamente es una promesa suya que debe cumplir.

“Tengo que hacer que México pague por el muro, lo tengo que hacer. Llevo dos años hablando de ello”, resalta.

Peña Nieto reconoce que Trump no tiene mucho margen de maniobra en este asunto, un punto central de su campaña, pero reitera que el Gobierno mexicano no financiará la obra. Por eso le solicita que busquen “una manera creativa de superar el obstáculo” del muro para avanzar en otros asuntos de la agenda.

“Este es un asunto que va más allá de lo económico porque es un asunto que atañe a la dignidad de México y al orgullo nacional de mi país”, advierte el presidente mexicano. “Dejemos de hablar del muro”.

Esta conversación tuvo lugar después de que el presidente mexicano cancelara su plan de viajar a Washington para reunirse con Trump después de la insistencia del estadounidense en su promesa de campaña. Finalmente se vieron el mes pasado en la cumbre del G-20 celebrada en Hamburgo, Alemania.

Además del muro, otro punto crucial que se aborda en la llamada es la intención de la nueva administración de imponer tarifas a las exportaciones mexicanas, lo que haría saltar por el aire el tratado de libre comercio entre los dos países y Canadá.

Trump recuerda a Peña Nieto que a lo largo de su campaña, particularmente en estados industriales como Ohio y Michigan, acusó a México de hacerse con puestos de trabajo gracias a la “estupidez” de los anteriores gobernantes.

También acusa a los narcocarteles del vecino del sur de “inundar” Estados Unidos de drogas, a lo que Peña Nieto le responde que México también se ve afectado por el flujo de armas que llega del norte.

A pesar de las diferencias, ambos mandatarios reiteran su deseo de mantener unas relaciones amigables y productivas. Trump incluso llama “amigo” al presidente mexicano y le llega a decir que habla “muy bonito”.