La solidaridad ha sido la respuesta del pueblo mexicano a la tragedia causada por el terremoto del martes, que se ha cobrado ya al menos 250 vidas.

Anuncio

Una pala, un pico, las propias manos o la simple voluntad son las herramientas que miles de mexicanos han empuñado para prestar apoyo en la tragedia que ha causado el terremoto de esta semana, que en la que al menos 25o personas han perdido la vida, otras 800 han resultado lesionadas y decenas de edificios se vinieron abajo.

En la calles se ven a miles de ciudadanos anónimos ayudando como pueden, ya sea transportando medicinas, alimentos o a personas afectadas. También gente se encuentran recogiendo escombros, haciendo cadenas humanas, llevando comida a los rescatistas y dejando artículos en los centros de acopio.

img_3506.jpg

Incluso, hay quienes abrieron sus restaurantes con el único fin alimentar a los voluntarios. También están los que ayudan a controlar el tráfico. Ahora todo suma, incluso una sonrisa y un gesto de hermandad.

“Sí se está solidarizando la gente. Cada quien haciendo lo que puede: poniendo sus carros, su tiempo, dando agua, mandando palas, siendo voluntarios, etc. Me da mucho gusto sinceramente”, dijo el voluntario Carlos Muñoz a People en Español. “Qué bueno que todos están aquí afuera haciendo lo suyo”.

img_3502.jpg

Leobardo Guerrero, quien ha estado levantando escombros en un edificio derrumbado de la colonia Del Valle, recordó con alegría el momento en que lograron extraer con vida a un niño de entre los escombros, una de al menos medio centenar de damnificados rescatados.

“Un gusto muy grande, ya que, por lo menos, el esfuerzo que se está haciendo es bueno y hay una razón de seguir haciendo el trabajo”, explicó.

img_3521.jpg

Las calles de las poblaciones afectadas están llenas de ciudadanos de todas las edades y clase sociales aportando su grano de arena para dar esperanza a quienes han perdido a un ser querido, esperan angustiados saber qué ha pasado con alguien que está desaparecido o se encuentran con el dilema de qué hacer ahora que se han quedado sin casa.

“Es una sensación muy hermosa cuando veo que la gente deja todo por ayudarse”, dijo la voluntaria Isabel Chavarría. “Y es una gran tristeza por toda la gente que está sufriendo ahorita, por los que han muerto, por los que siguen atrapados”.

Ver esta actitud solidaria ha generado una gran esperanza en el futuro de México, que afronta grandes retos como la violencia del narcotráfico.

“Supongo que ya todos lo hemos hecho: lloro quedito de la angustia, de la esperanza, de la emoción que me da ver mi México luchando”, dijo en un tuit el actor Gael García Bernal, haciéndose eco de un sentimiento muy extendido en una sociedad que ha respondido con solidaridad a la desgracia.