Por Andrés Rubiano
Updated Diciembre 27, 2016
Anuncio
Credit: Felicia Barahona/Facebook

Felicia Barahona, de 36 años, y su pequeño hijo Miguel, de tan solo 4, fueron encontrados sin vida en un apartamento del área de West Harlem en la ciudad de Nueva York.

La mujer, quien era profesora, había sido protagonista de un escándalo en el 2012 cuando resultara embarazada de uno de sus estudiantes -padre del menor encontrado muerto- en la escuela secundaria Dewitt Clinton en El Bronx, razón por la cual fue expulsada de la institución.

La escena del crimen encontrada por las autoridades resulta escalofriante. El cuerpo sin vida de Barahona fue descubierto en la sala de su vivienda con un cable alrededor de su cuello, mientras que su pequeño fue hallado ahogado en la bañera, según lo reportó el diario The New York Times.

Las autoridades aún no han determinado al responsable de la tragedia y no cierran la puerta a que se trate de un asesinato y suicidio perpetrados por la misma madre.

En un informe adicional del New York Post, se agrega que el superintendente del edificio, en donde vivía Barahona, notó un intenso olor proveniente del apartamento. En su intento de verificar que todo estuviera bien, descubrió a la mujer tirada en el piso. De inmediato notificó al servicio de emergencia del 911.

En el 2013, Felicia también acaparó titulares al descubrirse que mientras era profesora de ciencias, sedujo a uno de sus estudiantes de tan solo 17 años, con quien sostuvo relaciones sexuales en repetidas ocasiones y de quien resultó embarazada de su hijo Miguel.

Luego de ser expuesta su relación, Barahona perdió su trabajo, en el cual recibía un salario aproximado de $73,000.