LIVE

Usuarios en redes aseguran que en su libro End of Days la psíquica y escritora Sylvia Browne predijo el coronavirus con escalofriante precisión.

Marzo 12, 2020
Anuncio

La pandemia del coronavirus ha desatado una ola de información prácticamente imparable. Mientras muchos buscan saber más de esta misteriosa enfermedad originada en unas cuevas de Wuhan, en China, otros buscan explicar el porqué este mal se ha extendido tan rápido por todo el mundo.

En redes circula muchísimo contenido al respecto pero es un libro publicado hace poco más de 10 años el que ha llamado la atención de muchos pues según se asegura en él la autora Sylvia Browne predijo el brote epidemiológico de COVID-19 con asombrosa exactitud indicando incluso el año del brote y los síntomas de la enfermedad.

El libro se titula End of Days: Predictions and Prophecies about the End of the World, y salió a la luz en 2008. Ahí su autora -y también autodenominada síquica- escribió: "Es cerca [del año] 2020 una severa enfermedad tipo neumonía se esparcirá por todo el globo atacando los pulmones y tubos bronquiales y resistiendo a todos los tratamientos conocidos".

"Aún más impactante que la enfermedad, será el [hecho] de que así como llegó desaparecerá, para volver a atacar 20 años después y luego desaparecer".

La predicción es tan escalofriante que incluso algunos han compartido una foto de la página donde ésta aparece por redes:

Browne falleció en noviembre de 2013, sin embargo es una conocida autora de bestsellers que continúan en las listas de libros más vendidos, especialmente su tomo Adventures Of A Psychic.

Sin embargo, hay que tomarse esto con un granito de sal: en vida Browne fue bastante controvertida e incluso Robert Lancaster, un programador informático creó una página de Iternet llamada stopsylvia.com para desmentir lo que él consideraba como información errónea y "ofensiva". La página ya no está activa.

La autora también fue invitada al show de Montel Williams en la cadena CBS por lo cual él fue cuestionado a lo cual respondió que la imitaba porque era "muy graciosa", según indica el diario británico The Guardian. "Realmente hilarante".