Unos jóvenes que tenían tiempo planeando su boda, se convirtieron en damnificados y, tras perder su casa, tuvieron que mudarse a un albergue. sin embargo, eso no les impidió casarse el pasado fin de semana, tal como lo tenían pensado.

Por Carolina Amézquita Pino
Septiembre 25, 2017
Anuncio

Muchas víctimas han quedado luego del terremoto que sacudió México, el pasado 19 de septiembre. Sin embargo, algunos damnificados saben que la vida debe continuar pese a la tragedia. Así, el pasado fin de semana, una pareja decidió seguir con sus planes de boda y contraer matrimonio pese a las vicisitudes.

Erika Castillo y Alan Lugo llevaban meses planeando su boda; para su infortunio, su casa quedó inhabilitada, por lo que la pareja tuvo que mudarse a un albergue.

“Ya no lo íbamos a hacer [casarse] por la dificultades que presentaba estar fuera de un hogar”, explicó Lugo a la cadena mexicana de televisión Televisa. “Por consideración, o algo así, estábamos pensando en suspenderla”.

El quedarse sin un lugar donde vivir, no era suficiente impedimento para que lograran cumplir su sueño de unir sus vidas en un enlace nupcial.

“Pensábamos que no había alguna razón verdadera como para impedir que lleváramos a cabo lo que ya era nuestro deseo desde mucho tiempo antes. Entonces, puede entre los dos nos apoyamos moralmente y dijimos: ‘sí se puede'”, agregó.

Los recién casados están conscientes de la necesidad de tener un hogar y, a partir de este momento, se dedicarán a buscar un nuevo inmueble donde comenzar como pareja.

“Lo que ahorita necesitamos, obviamente, es una casa donde vivir. Un refugio creo que es lo principal para poder estar bien”, agregó Castillo al mismo medio.

gettyimages-619366746.jpg

“Vamos a buscar un departamento nuevo para poder empezar una nueva vida como familia y a salir adelante”, expresó Lugo.

Lo que a muchos podría parecerles algo difícil de superar para Alan Lugo y Erika Castillo es sólo un obstáculo que la vida les pone; por lo tanto, tienen la confianza de superarlo juntos.

“A pesar de todas las dificultades, a salir adelante”, concluyó el joven esposo.