David y Louise Turpin fueron sentenciados a más de 20 años en prisión por golpear a sus hijos y hacerlos pasar hambre. La pareja también maltrataba a la mascota de los niños para castigar a sus hijos.

Anuncio

David y Louise Turpin no solo eran abusivos con sus hijos, también maltrataban a la mascota de los niños para castigar a los menores. Sus 13 hijos sufrieron años de tortura, abuso y malnutrición a manos de sus padres en la llamada 'casa del horror' en la que vivía la familia en California. Los menores fueron rescatadas cuando una de los 13 hermanos logró escapar de su casa en Perris y llamó a la policía, pidiendo ayuda. Kevin Beecham, un fiscal del condado de Riverside que trabajó en el caso —que terminó en el encarcelamiento de los padres— dijo a PEOPLE que los Turpin atormentaban a sus hijos psicológicamente.

Su hija mayor tuvo que ser testigo de como maltrataban a su gato. En la casa anterior en la que vivía la familia en Texas, los padres le entregaron el gato de su hija mayor a unos perros salvajes y ella fue forzada a observar como mutilaban a su mascota. "La agarraron 'robando' o tomando comida del refrigerador y la mamá le pidió que trajera a su gato. Luego puso el gato afuera y obligó a su hija a ver cómo estos perros literalmente se comían al gato delante de ella, lo destrozaban y lo mataban". La niña tenía como 9 años cuando fue testigo de este ataque contra su mascota, informó el abogado.

David and Louise Turpin

Los fiscales dijeron que los padres golpeaban, estrangulaban y mataban de hambre a sus hijos —que tenían entre las edades de 2 a 29 años cuando fueron rescatados por las autoridades. En su casa en Perris, CA, los hermanos no podían socializar unos con otros y eran amarrados a sus camas sucias cuando trataban de tomar comida sin el permiso de los Turpin. En el 2019, David y Louise Turpin se declararon culpables de los cargos en su contra —incluyendo tortura y encarcelamiento falso— y fueron sentenciados a 25 años en prisión.

Si usted sabe o sospecha de abuso infantil, llame a la Línea Nacional de Abuso Contra Menores al  1-800-4-A-Child o 1-800-422-4453, o visite http://www.childhelp.org. Todas las llamadas son gratis y confidenciales, se puede llamar a cualquier hora y se hablan más de 170 idiomas.