Un nuevo escándalo en el Vaticano ha salido a la luz. Se difundió que, entre 1945 y los años 90, al menos 547 niños del coro de la catedral de Ratisbona fueron víctimas de abuso sexual y físico a manos de sacerdotes y profesores, según reveló un informe.

Por Carolina Amézquita Pino
Septiembre 03, 2018
Anuncio

Un nuevo escándalo en el Vaticano ha salido a la luz. Se difundió que, entre 1945 y los años 90, al menos 547 niños del coro de la catedral de Ratisbona fueron víctimas de abuso sexual y físico a manos de sacerdotes y profesores, según reveló el informe final presentado por el abogado Ulrich Weber, quien estuvo a cargo de la investigación por parte de la propia iglesia católica, tal como reportó la agencia Reuters.

Sin embargo, el caso es todavía más relevante porque uno de los involucrados es Georg Ratzinger, el hermano mayor del Papa en retiro Benedicto XVI, quien fue director del coro conocido en Alemania bajo el nombre de Regensburg Domspatzen de 1964 a 1994, tiempo durante el cual se cometieron la mayor parte de los atropellos en contra de los infantes.

Si bien este caso comenzó a difundirse en 2010, es hasta ahora que se revelan los resultados de las indagaciones; donde, de acuerdo con los documentos de Weber, a 500 menores les dieron un trato sumamente agresivo; mientras 47 niños más sufrieron agresiones sexuales, incluyendo violaciones.

Además, la propia iglesia mantuvo una “cultura del silencio” por más de seis décadas, lo cual permitió que estas vejaciones continuaran. Pese a que Weber mencionó que director del coro debía conocer la situación, siempre ha negado haber tenido conocimiento alguno sobre estos hechos.

“Si hubiera conocido los excesos de violencia que se estaban ejerciendo, habría hecho algo”, mencionó Georg Ratzinger en una entrevista concedida en 2010, en la que, además, pidió perdón a las víctimas.

“Al principio, yo también daba bofetadas, pero siempre tuve mala conciencia”, reconoció.

Se menciona que habrá una compensación de tipo económica para las víctimas, la cual deberá ser fijada por las autoridades competentes.