Un niño de 3 años alérgico a los lácteos falleció después de que supuestamente le dieron un sándwich de queso en la escuela.

Anuncio

Los padres de un niño de 3 años con alergia a los lácteos culpan de su fallecimiento a una reacción alérgica que le dieron de comer un sándwich de queso en su escuela de Nueva York.

Thomas y Dina Silvera asegura que el centro de kindergarten de Manhattan al que acudía su hijo Elijah sabía de la alergia que padecía, y a pesar de ello le dieron el alimento que supuestamente le causó la muerte el pasado 3 de noviembre.

“Algo tan simple se podría haber evitado si hubieran seguido y hubieran prestado atención a las necesidades de mi hijo”, dijo a ABC el padre, quien reconoció estar enojado y resaltó que quiere dar a conocer su caso para evitar que algo así suceda a otra familia.

La cadena señaló que la escuela Seventh Avenue Center for Family Services no respondió a su solicitud de información y a las preguntas acerca de la muerte de Elijah.

De acuerdo al testimonio de los padres, el pequeño sufrió un shock anafiláctico en la escuela, que los llamó primero a ellos antes de pedir una ambulancia. La misma madre fue quien lo trasladó de urgencia al hospital de Harlem, donde no se le pudo salvar la vida y se certificó su fallecimiento.

Un momento muy duro que los Silvera, que tienen otro hijo de 5 años, recordaron en su entrevista con ABC emitida el jueves en el programa Good Morning America.

“Rezaba y rezaba y rezaba. Me parecía que esto no podía ser real”, contó el padre. “Mi mujer sale y piensa que todo está bien, porque su cara parecía normal, pero al acercarme se desplomó”.

Según el The New York Times, el departamento de Salud e Higiene Mental de la ciudad de Nueva York se encuentra investigando el caso y ha cerrado el centro privado por supervisión inadecuada de un menor y no seguir sus propios protocolos de seguridad.