Sandra Melgar, fue sentenciada a pasar 27 años en prisión por asesinar a su esposo y fingir un asalto

Anuncio

Una mujer de Texas fue sentenciada a pasar 27 años en prisión después de ser hallada culpable por la muerte de su esposo este miércoles. Sandra Melgar, de 57 años fue acusada de asesinato en primer grado por matar a su marido Jaime Meglar en el 2012 antes de atarse a sí misma para que pareciera un allanamiento en su domicilio en Houston.

Luego de un juicio que duró tres semanas, el jurado determinó que Meglar asesinó a su marido para poder beneficiarse del seguro de vida de $500.000, ya que el divorcio no era una buena opción para ella porque era testigo de Jehová y al separarse de él su comunidad la rechazaría.

El 23 de diciembre del 2012, amigos y familiares llegaron a la casa de los Meglar para ayudarles en los preparativos de lo que sería la celebración por su 32 aniversario. Cuando llegaron al lugar encontraron a Sandra y a Jaime atados dentro del clóset del dormitorio de la pareja.

Durante el juicio, el jurado vio un video de reconstrucción de cómo Sandra fue capaz, según el fiscal, de atar sus manos y tobillos detrás de su espalda y luego encerrarse en un armario.

Según información de People, Mac Secrest, el abogado defensor de Sandra insistió en que ella no tuvo nada que ver con la muerte de su marido, ni vio a los intrusos o intrusos que los atacaron. “No hay evidencia física que le señale a ella en absoluto”, dijo Secrest, quien acusó a los investigadores de no buscar a otros posibles asenos. “Sin clavos rotos, sin problemas con las manos, sin moretones en las manos”.

Sandra Melgar

El fiscal, Colleen Barnett por su lado, sostuvo que Sandra limpió la escena del crimen después de asesinar a Jaime, y como una de las pruebas señaló una uña nublada en su mano derecha, que aparentemente fue causada por limpiadores y lejía y en su discurso hasta describió lo que supuestamente Sandra pensó en aquel momento. “Si yo lo mato, entonces no estoy condenado al ostracismo – tengo que pasar el rato con mis amigos – y asíconsigo el dinero”, y agregó. “Quiero agradecer a los miembros del jurado por su paciencia y atención durante este largo y difícil caso. Jaime Melgar era para todos un hombre maravilloso”.