La reina de belleza cambia su respuesta ante la lluvia de críticas por decir que el seguro de salud era un privilegio y no un derecho.

Por Carolina Amézquita Pino
Mayo 16, 2017
Anuncio

Le sigue cayendo una avalancha de críticas a la nueva Miss USA Kara McCullough por su declaración en el certamen del domingo de que el acceso a un seguro de salud es “un privilegio”.

“Como empleada del gobierno, tengo garantizada la salud y veo de primera mano que para tener asistencia médica, debes tener un trabajo”, dijo la reina de belleza, que es científica y trabaja en la Comisión Reguladora de la Energía Nuclear, en respuesta a una pregunta en el concurso.

gettyimages-683331556.jpg

Sus palabras no sentaron bien al sugerir que quienes carecen de cobertura sanitaria es porque no trabajan, cuando hay millones de trabajadores que carecen de seguro de salud.

Por eso, la representantes de Washington D.C. corrigió su respuesta en una entrevista en el estudio del programa de televisión Good Morning America (ABC), donde quiso “clarificar” su opinión y reconoció que las críticas “no le sorprendieron del todo”.

“Soy una privilegiada de tener un seguro de salud y creo que debería ser un derecho”, aclaró. “Espero y rezo para que el sistema de salud sea una derecho para todo el mundo”.

La joven explicó que con su respuesta quería mostrar que “de dónde vengo”.

“Tengo un trabajo, tengo que ver el seguro de salud como un privilegio”, apuntó.

McCullough, de 25 años, representará a Estados Unidos en el concurso de Miss Universo, del que todavía no se tiene fecha ni se conoce el país sede. Mientras tanto, otras naciones latinoamericanas como Nicaragua, Venezuela, Colombia, Puerto Rico y México ya preparan a sus abanderadas en busca de la corona del certamen de belleza más importante del mundo.